*

Los rituales satánicos que hacía “el brujo” en la cárcel de Curicó

Los rituales satánicos que hacía “el brujo” en la cárcel de Curicó

Compañero de encierro contó que José Navarro, principal sospechoso del secuestro de la pequeña Emmelyn, se ponía una capucha y dibujaba un pentagrama invertido.

09/02/2018 - Autor: Sebastián Foncea M.

La personalidad de José Navarro es un puzzle que los investigadores están armando con los pedazos que las personas que lo conocen, sus familiares y los expedientes judiciales han entregado.

Se sabe que atacó sexualmente a una hermana, y por eso estuvo encerrado desde los 23 hasta los 28 años en la cárcel de Curicó, en donde, según sus compañeros de encierro, dejó ver su inclinación por las artes ocultas.

La excusa del autodenominado “brujo” para llevar a Emmelyn y a su abuelo al bosque fue que gracias a sus poderes paranormales sabía dónde estaba enterrado un cántaro de oro y, según él, la menor de 11 años era un buen canal para incrementar sus poderes.

LEE TAMBIÉN: Caso Emmelyn: sus últimas 24 horas antes de desaparecer con el “Brujo”

La abuela de la niña, Norma Herrera, contó que el sospechoso decía que veía a Emmelyn como una sucesora a quien le podía traspasar sus conocimientos.

En tanto, la teniente de Carabineros Claudia Fernández realizó un perfil de Navarro y declaró que posee una inteligencia normal, pero que sufre patologías emocionales, que usa a las personas para satisfacer sus necesidades para que lo gratifiquen y ayuden. “Por eso se muestra como una persona con capacidades superiores como un brujo con poderes místicos y fuerzas sobrehumanas”, dijo.

Esa descripción calza como anillo al dedo con el relato que un ex convicto, identificado como Carlos, realizó a Chilevisión. El sujeto fue condenado por robo y los cinco años que estuvo en la cárcel de Curicó coincidieron casi en su totalidad con la misma cantidad de tiempo que Navarro pasó en el mismo lugar.

LEE TAMBIÉN: Revelan extraño perfil psicológico del supuesto secuestrador de Emmelyn

Primero contó que el sospechoso “la pasó mal, porque se supo que había violado a su hermana, entonces le pegaron mucho varias veces, lo golpearon como tres veces; de por sí el violador es mal mirado”.

También contó que, a su juicio, Navarro es “súper inteligente” porque leía los libros de la pequeña biblioteca del penal, y reveló que “era medio místico, era medio piola, era medio pa’ dentro, era medio culto, era un hueón bien inteligente, bien autosuficiente”.

MISAS A SATANÁS

El compañero de cautiverio luego entregó un dato clarificador sobre las practicas satánicas del hombre más buscado de Chile. “Él hacía unas misas como a Belcebú, a Satanás, se ponía una capucha negra, ponía velas y (dibujaba un) pentagrama y ahí invocaba (al demonio), hacía un show, hacía rituales. Yo creo que él tenía que llegar a la cárcel porque ahí estaba la pura maldad para poder ser un brujo consagrado, un master, uno grande”.

LEE TAMBIÉN: Alcalde de Licantén acusa “incongruencias” del abuelo de Emmelyn

La contradicción es que luego de salir de la cana el supuesto brujo ofrecía sus servicios a cambio de dinero para “limpiar casas” de fuerzas negativas, renegando del lado oscuro de la fuerza, por lo menos de la boca hacia afuera.

Eso se podría deber a que luego de dos años preso se acercó al sector evangélico del penal de Curicó. “Predicaba la palabra y daba testimonio de sus cambios. Además fue bombero, dentro de la cárcel se capacitó como bombero, tiene experiencia en rescate, sabe que tiene que tirarse al agua para que no le sigan el rastro”.

Diario versión digital

Martes 20 de Febrero

Edición impresa

Lee el diario
de hoy aquí
Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13
Página 14
Página 15
Página 16
Página 17
Página 18
Página 19
Página 20
Página 21
Página 22
Página 23
Página 24
Página 25
Página 26
Página 27
Página 28
Página 29
Página 30
Página 31
Página 32