*

Se acerca el parto de Fernanda y su vida corre peligro

Se acerca el parto de Fernanda y su vida corre peligro

La joven de 21 años tiene hora para el 20 de abril en el Hospital José Joaquín Aguirre, pero el 10 de febrero se le perdió la pista.

14/03/2018 - Autor: Sebastián Foncea

El sábado 10 de febrero se le perdió la pista a Fernanda Maciel Correa, la joven de 21 años de Conchalí que entonces tenía siete meses de embarazo y salió de su casa para no regresar.

Carabineros trabaja en el caso tras las confusas pistas que dejó Fer, pero hay un hecho cuya certeza es absoluta: si es que está en condiciones dará a luz donde sea. Lo pretendía hacer en el Hospital José Joaquín Aguirre el 20 de abril, según su expediente médico del Hospital San José, en donde asistía a controles.

En caso de estar retenida contra su voluntad, el estrés al que estaría sometida podría afectar su embarazo; ni hablar si hubiera sufrido apremios físicos. Pero la situación también sería compleja si hubiera dejado su hogar por su propia voluntad, porque la intensa búsqueda cubierta por los medios de comunicación la tendría preocupada de evadir la acción policial.

Riesgo

Fuentes ligadas al caso confirmaron que su atención ya está puesta en los centros hospitalarios para ver si Fernanda recurre a uno, porque tener un hijo en la casa conlleva un riesgo mortal.

Así lo confirmó la presidenta del Colegio de Matronas de Chile, Anita Román, quien dijo que “un alumbramiento en el hogar tiene todos los riesgos de carecer de vigilancia profesional, porque ella desde su desaparición, voluntaria o no, está en un estado de estrés que no le beneficia para nada el proceso, y en segundo lugar un parto en casa siempre tiene un riesgo, sobre todo si no tiene ninguna persona cercana que sea experta en este proceso que pueda monitorear algún signo de la madre o del que está por nacer”.

“El riesgo más común en este caso es que la guagua tuviera asfixia, que su placenta se hubiera desprendido, que se hubiera envejecido durante esta falta de control y no tuviera el oxígeno suficiente para que la guagua nazca bien”, agregó.

Además, la preexistencia de un desprendimiento de placenta que Fernanda sufrió el 15 de enero, luego de una pelea con un cercano, hace aún más complejo su panorama.

“El parto en casa es de altísimo riesgo, porque nosotros no sabemos si ella tiene una pelvis que dé cuenta de la proporción que hay entre ella y su guagua. Si por alguna razón esa guagua hace una retención de hombros no va haber quién la socorra y ese es uno de los riesgos más altos”, explicó Anita.

– ¿Si ella llega a un centro asistencia de emergencia su identidad será registrada? De todas maneras, no hay ningún centro que no registre el ingreso, aún cuando lo haga con identidad falsa se puede determinar quién es.

– ¿El estrés puede adelantar el alumbramiento? Sí, de todas maneras, probablemente ella luego tenga una situación de inicio de contracciones que la lleven a adelantar el parto. Además no sabemos cómo esta su presión, no sabemos cómo está su hígado, como están su riñones y todos esos son procesos que ese evalúan el día del parto.

Noticias relacionadas

Diario versión digital

Miercoles 20 de Junio

Edición impresa

Lee el diario
de hoy aquí
Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13
Página 14
Página 15
Página 16
Página 17
Página 18
Página 19
Página 20
Página 21
Página 22
Página 23
Página 24
Página 25
Página 26
Página 27
Página 28
Página 29
Página 30
Página 31
Página 32