Triste porque su galán triple equis cayó en el hoyo de la depresión



Doctor Cariño: 

No sé qué me ocurre, en serio, esto es como una maldición, aunque no creo en ellas. Pasa que tengo 28 años, regio cuerpo, cultivado a puro ginmasio y buena alimentación. Auto del 2018. Depa con la mitad por pagar, soltera, sin hijos y en los últimos cinco años me he ligado todos los pasteles que hay en Chile. Hace poco conocí a un cuarentón, bien trabajado en lo físico, culto, sin hijos, bueno para cocinar, bailar, heterosexual y un ser superior a “Gray” en la cama.

Un verdadero cineasta del porno en mi propia cama o de hotel, pero lo tuve por tres meses, a todo ritmo, y de repente, se hizo humo. Lo busqué por cielo y tierra, porque el celular y Whatsapp no existían para él. Nada. Lloré a mares hasta que lo hallé botado en una calle, en serio, botado. No estaba curado ni nada por el estilo.

Estaba con una depre patagüina y nos pusimos a llorar juntos. Ahora lo convencí de ir a un siquiatra para que lo empastille y lo trate y vuelva a ser ese ser de película. Lo único que me resta es tener paciencia. Y sacarlo de ese hoyo. Una amiga me dijo que era otro cacho, que estaba arreando ganado cojo. Pero lo quiero igual. ¿Qué me dice?

Nina

Ninita:

Me da lata que en este mundo las personas crean que en el amor es todo instantáneo y maravilloso, y si no lo fuere, largan las cosas de un golpe. Ah, no sirve, para afuera. Perdone que me ponga latero, pero en verdadero amor es aquel que, si bien lo hallamos bajo una piedra o a la vuelta de la esquina, se debe cultivar y trabajar.

En su caso, sacando al artista del sexo desde el hoyo mental en que se encuentra. No le haga caso a las amigas, ya que estas no están en su pellejo, dele el amor y el apapacho al Fellini del cacheteo. Y verá cómo después vuelve a las pantallas triple equis con su galán ya recuperado. En todo caso, no es un pastel, sino que un ser que requiere ayuda y comprensión. Aperre, que él volverá a galopar con usted.

Ah, una recomendación: ojo con darle al porno casero, no vaya a ser que se les escape una videíto cochinón y caiga en malas manos.

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com