Ventanita Sentimental: Cuñado seco pal kamasutra la tiene crazy

Querido doc:

Le cuento que estoy en un dilema amoroso. Tengo 19 años recién cumplidos y en mi apio verde decidí dejar el signo de las Virgo. ¿Cacha? Tenía en mente un chico ruciecito, delgado y bien conversador, alguien con tema, ¿ve? Bueno empezamos a salir y me llevó a su casa donde me presentó a su hermano, un gallo moreno, grandote, que gruñe en vez de hablar y  seco para los juegos de consola. Por esas casualidades, nos quedamos solos y le metí conversa para no pasar por rota. Estaba en eso cuando me plantó un beso y algo me pasó que vi todo rojo y se lo devolví con cuática. Y no sé cómo acabamos en el sillón del living. Yo, inexperta, cedí a lo que el grandote hacía y parece que jugaba al Kamasutra o algo erótico en su consola, porque lo que hicimos no lo he visto ni en los videos triple equis de internet. El caso es que después de eso, igual me puse a pololear con su hermano lindo, pero no pasamos de las tomaditas de mano. Y apenas puedo me suelto con el ”negro”. ¿Sigo con el bonito o atino con el morocho?

LILY

Lilita:

Usted se pasó de fresca, mijita linda. No tengo nada que decir de su debut con cuática en el ring de cuatro perillas. A todos nos llega y algunos son afortunados como usted. Está claro que el ”negro” le toca la campanilla tilín, tilín, tolón, tolón. Será mudo, pero se hace entender con las manos y el muñeco. Lo penca de todo es que usted ande de la manito con el inocente ruciecito. Empiece bien en las lides del amor y, aunque duela, dele la PLR al galancito y siga atinando con el del Kamasutra de la consola.