*

Yoselina le entrega belleza y relajación a las damas de Requínoa

Yoselina le entrega belleza y relajación a las damas de Requínoa

A los dos años de haber partido con su negocio, se ganó un fondo concursable que la ayudó a implementar su salón.

16/03/2012 - Autor: Karen Punaro y Pepe Pinto

El sueño de Yoselina Viera era convertirse en una empresaria de la belleza en su natal Requínoa. Tras hacer un par de cursos y abrir un pequeño local, participó en Capital Semilla, línea Emprendimiento, lo que la llevó a cumplir su sueño…


Sólo dos años lleva Yoselina con las terapias complementarias, pero pareciera que tiene décadas de oficio.


Es tan dedicada al reiki y el yoga, que ya tiene su propia empresa de relajación mental y corporal. “Antakarana ha crecido tanto y en tan poco tiempo que además ofrece otros servicios”, partió diciendo.


– ¿Cómo se inició en las terapias de relajación?


– Tras quedar sin trabajo el 2010, empecé a hacer reiki hace dos años de forma muy barata, porque tenía que hacerme de clientela. Requínoa es un pueblo de idiosincrasia campesina, donde había que creer que esto podía funcionar.


– ¿Qué tuvo que hacer para ganarse el Capital Semilla?


– Primero estudié masoterapia y masofilaxia. Para hacer crecer el negocio, incorporé a una podóloga y así fue que llegué a participar por el fondo.


– ¿Qué fue lo primero que hizo con el dinero que ganó?


– Pude comprar espejos, muebles, lavapelos y máquinas para hacer de mejor forma los distintos masajes.


– Si el negocio ha crecido, me imagino que también la oferta…


– En la actualidad ya no ofrezco sólo reiki, yoga, biomagnetismo, masajes y podología, sino que también peluquería, depilación, pedicure, manicure y limpieza facial. Todo un servicio completo y a un costo al alcance del bolsillo.


– ¿Cómo define su actual momento?


– Esto es lo más importante que me ha pasado, porque tenía tantas ganas de avanzar rápido, pero no tenía cómo mostrarlo a los demás. La ayuda económica fue vital para dar excelencia a mis servicios y entregar conocimientos que abren otras ventanas.

Diario versión digital

Viernes 30 de Septiembre

Edición impresa