PORTADA >Crónica

SUSCRIBE RSS

Marejadas se sumaron a devastación en ciudades interiores de la Región del Maule

Olas gigantes arrasaron con autos, feria y casas en Iloca


 

A 93 se elevó anoche el número de fallecidos en la Región del Maule por el terremoto que incluso provocó marejadas gigantes que arrasaron con casas, autos y una feria artesanal en la zona costera de Iloca.

El movimiento sísmico convirtió en un montón de escombros las ciudades de Talca, Curicó y Linares. Las viviendas más afectadas fueron las construidas con ladrillos de adobe y las ubicadas en el sector antiguo de la urbe maulina.

Sin embargo, la mayor devastación se produjo en el balneario de Iloca, donde una ola gigante se llevó varias casas de veraneo y una feria artesanal.

"Las casas en el suelo, los autos chocados y los buses dados de vuelta fueron arrastrados por una marejada. La quinta ola que entró subió tres metros el agua y arasó con todo", relató a La Cuarta un pescador del lugar.

Gracias a que funcionarios de Carabineros avisaron con parlantes el aumento del oleaje, los habitantes de Iloca lograron arrancar y buscaron refugio en la punta de un cerro.

"La zona quedó convertida en una laguna. El agua pasó por encima de todo", dijo una vecina. 

 En la comuna de Constitución, olas de hasta 7 metros se colaron a la ciudad a través de la desembocadura del río Maule.

El mismo desastre ocurrió en Chanco y Pelluhue, donde una marejada asoló un camping y el mar se llevó a una veintena de personas.

Vecinos de Curanipe, entre tanto, aseguraron al diario pop que "vimos varios cuerpos flotando".

 

SE FUE ABAJO MATERNIDAD DEL HOSPITAL DE TALCA 

 

Con serios daños estructurales resultó el Hospital de Talca tras el terremoto de 8.8 grados que azotó al centro y al sur del país la madrugada del sábado. 

La situación del tristemente conocido centro asistencial es de tal gravedad, que ya fue ordenada la evacuación de sus pacientes a  clínicas y consultorios de las localidades vecinas. Los pacientes de mayor complejidad serán llevados a Santiago.

"En este momento se tienen disponibles sólo 350 camas de las 500 que funcionan normalmente. El área de Pediatría se encuentra completamente destruida y la cifra de daños estructurales sobrepasa los 20 mil millones de pesos, cifra que aumentaría si se suman los daños en maquinarias, que asciende a 50 mil millones", contó el ministro de Salud, Álvaro Erazo.

Además del Hosptal de  Talca, en Parral, también se registraron daños en varios salas y algunos funcionarios heridos.

"Las salas de cirugía de hombres y mujeres quedaron en el suelo y se registran 11 víctimas fatales, tres de las cuales aún no han podido ser rescatadas, ya que no es recomendable trabajar por ahora", continuó el guaripola de Salud.

 

publicidad

Consorcio Periodístico de Chile S.A. Derechos reservados
Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de Consorcio Periodístico de Chile S.A.