• Crónica

Yerba del clavo le deja el chipote chillón como piedra

Fabuloso producto milenario mapuche le da vigor hasta a un maní con unos simples tragos en la mañana y la tarde.

Por JL Barrientos | 24.03.2013
Compadre está instalado con su boliche en Departamental con Avenida La Florida.
Compadre está instalado con su boliche en Departamental con Avenida La Florida.

Ni el mejor martillo puede doblegar la obstinación con que su “niño” se defiende, luego de tomar la pócima peñe teñe de la yerba del clavo.

Este viagra mapuche tiene contento a cuanto tatita y cabro blandengue se consiguió este menjunje, el cual fue ofrecido en la Feria Cultural Indígena, que se realizó en la comuna de La Florida.

Los que andaban faltos al caldo, tuvieron la posibilidad de conseguir con yerbateros peñis, la tiesa y noble hierba, rica en calcio y en una chorrera de vitaminas estimulantes del organismo, sacadas de la cordillera de la Novena Región por verdaderos especialistas que nacen con esa gracia desde la cuna, según la cultura mapuche.

“La idea es tomarla diariamente: una tacita en la mañana y otra en la tarde. No es aconsejable tomar más ya que se puede arrebatar”, dateó Samuel Milenao, yerbatero mapuche y pillo en pócimas amorosas.

Aparte de armarlo como burro en primavera, nos contó Milenao, la yerbita (que se sirve como un tecito), le deshincha la vejiga y le deja tiquitaca los riñones.

RENDIDOR

Este cocido se vende en bolsitas de a 500 pesos, con 4 a 5 trocitos dentro, que rinden sus 2 litros por lo bajo.

Esta infusión es sólo para hombres, ya que según nos cuenta Samuel, las mujeres necesitan otro tipo de ungüentos que las resucite y les ayude en las inoportunas infecciones y decaimientos.

Lo bueno de esta natural y firme medicina, es que ya al ponerla a remojar en agüita tibia, agarra porte y queda igualito a un muñeco en escabeche, infundiendo esperanzas -de entradita- al que se va a pegar los güergüerazos.

“Muchos llegan a felicitarme”, larga a La Cuarta el tozudo machi milagroso.

“Tantos huincas como mapuches arriban contentos a darme las gracias, ya que por fin están haciendo bien las tareas en la casa”, comenta.

Al toque que nos remacha, largándonos una papita. “Esta medicina es real, uno puede ir por la calle tranquilo, pero si se tercia con una hermosa mujer altiro se empina la carpa”, remachó el sabio curandero, que atiende en Departamental con Avenida La Florida.

EL MUDAY EN SU TIEMPO SE HACÍA CON BABITA

Abelina Chureo, oriunda de Lautaro, en la Novena Región, es especialista en Muday, bebestible mapuche que se hace a base de trigo cocido, que después  se muele y se le agrega azúcar, dejándolo reposar en una olla de greda de un día para otro. 

“Antiguamente se molía una porción con la boca y se escupía en la olla, labor que siempre hacía una mujer mayor o una joven”, cuenta Abelina. 

El vasito, sin baba y sin fermentar a la antigua, lo vende a 300 pesitos en la Feria de La Florida, y dice que no tiene nada que envidiarle al mote con huesillos.

ANUNCIOS
La Barra Pop
 
Destacados
La puntuda propuesta que le hicieron a Kathy Contreras en México

La puntuda propuesta que le hicieron a Kathy Contreras en México

A la diosa la quisieron hacer lesa y le ofrecieron sus tontas lucas por ir a la pelea en el ring de cuatro perillas.

Colo Colo confirmó salida de José Pedro Fuenzalida

Colo Colo confirmó salida de José Pedro Fuenzalida

Gerente deportivo Juan Gutiérrez sapeó que el jugador negoció por su cuenta con Boca Juniors.

La Cuarta TV

  •  Mira las declaración más jugosas de Diego Maradona arriba del balón
  • El descuido más calentón de Laura Pausini
  • Lo nuevo de Woki Toki: la versión chilena de

publicidad