• Crónica

Claves para hacerle "te paseo" al síndrome post vacacional

El asunto se pone rudo ahora que llegó marzo junto con los tacos, el esmog y los pagos.

Por Alexis Torres U. | 06.03.2014
Volver a la pega en marzo puede ser terrible para algunas personas.
Volver a la pega en marzo puede ser terrible para algunas personas.

Llegó marzo y, después de disfrutar unos pulentos días de relajo remojando el güergüero con alguna refrescante bebida, es normal ponerse a llorar y andar malas pulgas con la vuelta a la amarga rutina.

Pero ojo, porque si los berrinches se prolongan en el tiempo y en el espacio, es mejor evaluar la situación porque puede tratarse de algo más seriote.

Con el término de las vacaciones, y el paso del verano al otoño, es normal que los terrícolas presenten algún grado de resistencia a pasar de la situación de ocio y relajo asociada al verano, a la rutina propia del año.

A ello, súmele los pagos pendientes, los tacos, el esmog, la corbata o el uniforme, el choclón con rayón de pintura en el transporte público y la falta de tiempo para hacer todo lo que tenemos planeado.

Aquí es donde aparece el llamado “síndrome post vacacional” que ataca a cerca de un 35% de los titanes   menores de 45 años.

Esta pataleta, combina algunas sensaciones de irritabilidad, depresión, ansiedad que puede durar dos días o a veces más. Si la cosa sigue,  vaya al toque al médico.

Para que usted se ponga una coraza y enfrente con la cara llena de risa esta caída del cielo al infierno, la sicóloga de la AChS, Carolina López, le suelta algunas papitas:

- Intente continuar alguna actividad física que haya iniciado en verano, si no,  comience alguna.

- Mejore las relaciones con sus compañeros de trabajo o estudios.

- Rescate lo bueno de las vacaciones, pero también las cosas que le gustan y que lo motivan.

- Relájese (con o sin ayuda). Usar técnicas de relajación puede ayudar mucho a superar el trauma de la vuelta a la rutina y mejorar la calidad de vida.

ANUNCIOS
La Barra Pop
Esta es la opinión de los usuarios, no de La Cuarta
  • Sé el primero en comentar comentarios