• Espectacular


Chilenos hicieron histórico trolleo a Wendy Sulca

A la pobre cantante peruana la tenían saludando a Elsa Porrico, Larry Capija y varios más.

Por LaCuarta.com | 03.01.2013

Lo que parecía una inocente conversación a través de Twitcam, terminó en palanqueo mundial después de que la ciberbarra chilena trolleara a todo ritmo a la cantante peruana Wendy Sulca.

Resulta que la intérprete de hits inolvidables como “La Tetita” se conectó a internet para conversar con sus fanáticos de lo humano y lo divino, y en tres horas de conversación logró juntar a más de 10 personas. Lo que no sabía la peruana era que los chilenos agarrarían papa y sin pudor la subirían al columpio ante todo el ciberespacio.

La lola se sorprendió al ver a tanta gente conectada y comenzó a saludar a sus miles de seguidores, entre los que contaban: Elber  Galarga, Zoila Vaca, Benito Camelo, Elsa Porrico, Rosa Melano, María Dolores Del Orto, Elba Gina,  Elsa Ponegro y Anali Samelano , entre otros.

“Estoy muy emocionada por tantas visitas, gracias por ver mis videos (en Youtube), gracias a los espectadores, los quiero mucho, que el próximo año sea de éxito”, escribió en Twitter la cantante que se hizo popular pos su videos en la red social.

ANUNCIOS
La Barra Pop
Esta es la opinión de los usuarios, no de La Cuarta
  • Sé el primero en comentar comentarios
     
 
Destacados
[Video] Misteriosa bola de fuego en Rusia está para los Archivos X

[Video] Misteriosa bola de fuego en Rusia está para los Archivos X

Caperuzos especulan que se trate desde una explosión nuclear hasta un hecho ET.

[Fotos] Patas negras: la infidelidad se paga en privado... o en público

[Fotos] Patas negras: la infidelidad se paga en privado... o en público

Un gorreo puede pasar piola o ser un verdadero sufrimiento para algunos. Luego de ver estos carteles queda claro porqué.

La Cuarta TV

  • La Cuarta hizo relinchar a los jinetes corriendo a pata
  • Misteriosa bola de fuego en Rusia está para los Archivos X
  • Escapaba de la policía, chocó con edificio y lo derrumbó