• Espectacular

Ni el diablo quiere estar con Mauricio Israel en Mundos Opuestos 2

Equipo Nirvana ganó la competencia por equipos y el comentarista deportivo se castiga nuevamente en el paraíso.

28.01.2013 - 01:52
Mauricio Israel goza nuevamente del paraíso y mata el tiempo a punta de cahuines.
Mauricio Israel goza nuevamente del paraíso y mata el tiempo a punta de cahuines.

La sufrió, se agarró con medio mundo, andaba pateando la perra, le hizo bullying al pobre “Draculín”, pero todo eso se acabó para Mauricio Israel, pues el compipa que sólo pudo ser encerrado por Nakasone, vuelve al Paraíso con su equipo Nirvana.

El partner de Diego Pérez al fin va a poder ducharse con agua calentita y disfrutar de buenas comidas, aunque en la competencia anterior fue el gran responsable que su team se fuera de una PLR al Infierno, con una actuación pobre y sin ñeque.

Según cuentan, en el encierro Israel ya está haciendo de las suyas y confabulando con quién se tiene que ir de Mundos Opuestos 2.

ANUNCIOS
La Barra Pop
 
Destacados
[Video] Hablaba de Daniella Chávez y le dieron ganas de quitarse la ropa

[Video] Hablaba de Daniella Chávez y le dieron ganas de quitarse la ropa

La venezolana Yuvi Pallares conduce "Desnudando la noticia", el programa top de la web.

Acreencias bancarias 2015: Ahora sí, mira acá si algún banco te debe plata

Acreencias bancarias 2015: Ahora sí, mira acá si algún banco te debe plata

La SBIF publicó la última lista de los dueños de 30 mil millones que están huachitos en las entidades financieras

¡No paran! El brutal trolleo a la UC por arrugar ante Iquique y quedar fuera del título

Ciberñoños no paran de trolear a la UC por perder título del Clausura

En las redes sociales se hicieron un festín con la farra de Católica y los vacilaron sin piedad por cederle la corona a Cobresal.

Los Más Calentitos

La Cuarta TV

  • Goza con el tráiler para adultos de la nueva película de Ted
  • De película: montañistas apretan cachete tras cuática avalancha en el Everest
  •  El loco festejo de Romai Ugarte en el camarín de Cobresal