La Cuarta Sitios PortadaVolver
Usted está Aquí LA CUARTA | SITIOS | LAS FAMOSAS TELECEBOLLAS | La Madrastra

Navegue aquí: Portada | La historia | Chile entero estuvo pendiente de La Madrastra | La guerra entre TVN y Canal 13

"La Madrastra" y su poder de penetración
Chile entero se preguntó: "¿Quién mató a Patricia?"


¿Quién mató a Patricia? La interrogante fue una verdadera pesadilla para los televidentes chilenos que establecían las más disparatadas tesis para descifrar el enigma policial.

Corría abril de 1981 y TV-UC anunciaba la aparición en pantalla de un nuevo culebrón escrito por Arturo Moya Grau. A las 19.15 horas de un día miércoles comenzó el cuento. La historia se inició en una cárcel. Allí, tras las rejas, apareció Marcia (Jael Unger) llorando sus penas por permanecer 20 años en cana por un crimen que no cometió.

Para hacer entender al televidente en qué contexto fue culpada, emitieron imágenes del viaje que hizo dos décadas antes con su marido, Esteban (Walter Kliche) a Estados Unidos junto a varios ejecutivos de la empresa de su peor es na`. Con así una mala pata, la encontraron con una pistola en la diestra junto al cadáver de Patricia, una de las integrantes del viaje de negocios a Yanquilandia.

La justicia la condenó a cadena perpetua en un presidio gringo. En Chile, sus familiares le habían dicho a sus hijos que su madre había muerto para evitar que se enteraran que la progenitora estaba en la capacha. Sin embargo, Marcia consiguió la libertad y viajó a escarbar la verdad, encontrar al asesino de Patricia y recuperar a sus críos.

El desenlace de la pomada será recordado como un gran acontecimiento de la historia de las 525 líneas locales. Arturo Moya Grau firmó ante notario el final y lo guardó en una caja de seguridad. En los estudios de Canal 13 grabó varios finales para que los actores no rocharan cuál saldría al aire.

El 16 de septiembre el país estaba expectante. Los diarios realizaban concursos y hasta un ex sabueso de la Brigada de Homicidios, llamado René Vergara, escribía una columna en un diario tratando de dar con el homicida de la mítica Patricia.

Hasta que al final se supo. La culpable era Estrella y el país se paralizó y asombró cuando al fin la madeja se desenredó. El poder de penetración de "La Madrastra" fue sin precedentes. Durante meses la gente consideró a Tennyson Ferrada como un verdadero sacerdote al punto de llamarlo por años como "Padre Belisario" y hasta recurrir a él para confesarle sus pecados. Una situación similar corrió Gloria Münchmayer que sufrió verdadero miedo de salir a la calle, por temor a ser llamada "asesina".
Portada | Arriba Anterior | Siguiente
La madrastra
La Cuarta E-mail:lacuarta@copesa.cl | Derechos reservados COPESA
Este sitio es parte de la red Terra Networks Chile S.A.
PortadaVolver
<