El grito de ayuda de la Zona Cero frente a la crisis

Locatarios del centro de Santiago mandaron una carta a parlamentarios para recibir ayuda concreta. Algunos probaron con delivery y se estima que 10 mil trabajadores están en riesgo.

"Reabren bares y restaurantes en Francia. Funcionarán en las veredas". Sí, esa esperanzadora noticia llegó a Chile desde Europa ayer, pero en este rincón del mundo todavía parece lejano. Y lo peor, son los trabajadores del área los que se han visto más golpeados con la pandemia, sobre todo los del centro de Santiago, conocido como "Zona Cero".

Todo partió en octubre del año pasado con el estallido social, y ahora se sumó la crisis sanitaria, quitándoles la oportunidad laboral al turismo, la gastronomía y cuanto otro rubro se desempeñara por ese lado de la capital.

Aburridos de no tener ayuda, los locatarios del sector unieron sus fuerzas y enviaron una carta a los parlamentarios del distrito para pedirles ayuda. "El propósito es que nos apoyen explícitamente y en forma urgente a recuperar nuestros barrios, que se transformaron en verdaderas zonas de sacrificio tras siete meses de duros golpes", comentó Álvaro Jadue, Presidente AG de Barrio Bellavista.

- ¿Qué piden en concreto, ah?

Necesitamos que nos escuchen, sentarnos a conversar en conjunto, que vean en terreno la situación, que se genere una bancada por el diálogo y la no violencia, y generar medidas concretas que nos permitan trabajar en un contexto seguro, para poder volver a levantarnos y recuperarnos post pandemia.

La carta fue enviada a veinte parlamentarios, pero hasta la fecha solo ha sido respondida por cuatro de ellos: Jorge Alessandri, Luciano Cruz-Coke, Sebastián Torrealba y Maya Fernández.

Lo más complicado, agrega Jadue, es que las soluciones no han sido en función de sus necesidades. "Esto requiere de más fuerza, más determinación y de un compromiso real del poder político. Solos no podemos salir adelante", señaló el Presidente AG de Barrio Bellavista.

Emblemático

Un lugar que más de algún capitalino conoce de la zona es la "Fuente Alemana", espacio que también debió bajar sus cortinas, pero sin antes intentar con algunas fórmulas. "Probamos con el delivery, pero si nosotros tratamos de sobrevivir así, tendríamos que bajar de 38 personas a solamente 8 para tratar de pasar. El delivery con suerte nos daba para mantener los gastos fijos", comentó Carlos Siri, su dueño.

Pero la compleja situación no afecta únicamente a los propietarios, sino que además a la gran cantidad de trabajadores que tenían los locales, causando el "efecto dominó", que termina con desempleo o situación laboral incierta de más de diez mil trabajadores.

"Están súper nerviosos, porque reciben menos ingresos, sobre todo las señoras que trabajaban mucho con propinas. También hay algunos que no pueden acogerse a la ley del seguro de cesantía", reflexionó Siri sobre sus empleados.

Son pocos, pero comprometidos

La carta enviada por un grupo de locatarios de la "Zona Cero" de Santiago a un total de 20 diputados del distrito, únicamente ha sido respondida por cuatro de ellos: Sebastián Torrealba (RN), Luciano Cruz-Coke (Evópoli), Jorge Alessandri (UDI) y Maya Fernández (PS), los que, según comentan, han estado siempre en contacto con los trabajadores.

El diputado Torrealba cree que es primordial que los chilenos escuchen lo que se les quiere plantear, mientras que Alessandri explicó que han estado trabajando con la comunidad para llegar a mejores soluciones. "Presentamos un proyecto, incluso, para que no pagaran contribuciones las zonas vandalizadas para el año 2020. La solución requiere una medida de orden público".

En tanto, Cruz-Coke, quien por varios años tuvo un teatro en el sector dice saber muy bien lo que necesitan y piden los locatarios de la zona, así que se encuentra trabajando en las soluciones. "Me preocupé de generar reuniones, primero, con Corfo, pues tenía algunas líneas de subsidio y está generando ahora otras nuevas para personas que estaban en la 'zona cero' de los distintos lugares de Chile", explicó.

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA