A famosos les zapatea la lengua el Día de la Piscola

Rostros de la tevé hablan de su experiencia con el combinado pop por excelencia.


El Día de la Piscola es próximo lunes, pero sus amantes están preparados desde hoy para empinar el codo por el trago chilensis, cuya celebración empezó en 2003. Eso sí, siempre con responsabilidad.

El tradicional combinado criollo es uno de los tragos más aclamados por la barra durante todo el año. Y es que se puede disfrutar para capear el calor, o bien para abrigarse por dentro en los meses de invierno.

Por lo general, se sirve a gusto del consumidor, pero se recomienda llenar el vaso de hielito (ver recuadro). Los que toman piolita eligen el 70/30 -bebida/pisco-, mientras que los exigentes van por el 60/40 o incluso más. Además, es infaltable la rodaja de limón para cerrar con broche de oro.

Algunos son más fanáticos que otros, pero pocos los se resisten a beber este “manjarsh” de los dioses. Un piscolero por excelencia conversó con La Cuarta para dar su receta. Se trata de Adriano Castillo, conocido en todo el universo como “el Compadre Moncho”, quien se declara amante del traguito, y sapeó que “no me tomo un pisco que baje de los 45°, aunque cuando se trata de compartir con los cercanos, tampoco me voy a andar fijando en eso”.

Por otro lado, le recomendó a los machos no pasar de los tres vasitos, sino van a tener serios problemas en el ring. “Si hay algo que le carga a las mujeres son los hombres curaos, aparte de que no te rinde el quetejedi”, soltó.

Juan Alcayaga, más conocido como “Don Carter”, se sumó a estos consejos. Eso sí, él no se declara tan piscolero como el Compadre Moncho, pues teme que el niño no le rinda. “Antes tomaba más piscolita que ahora. Lo empecé a dejar cuando me enteré que te deja pa’ abajo el muñeco, aunque si me invitan a tomar una, tampoco le doy color”, comentó.

SUAVECITO

La siempre bella Javiera Acevedo se toma una de vez en cuando con los amigos, pero tiene sus mañitas.

“Es rica la piscola, pero intento no tomarla tanto, ya que hay que mantener la línea. En general me sirvo el trago cuando estoy compartiendo. Eso sí, bien suavecito, algo así como un 80/20, y la bebida tiene que ser light”, mañoseó la ricura.

Seguir leyendo