Adulto mayor con ceguera perdió su casa luego que su hijo le pidiera dinero a prestamista informal

Foto: CHV Noticias

Autor: LaCuarta.com

El hombre sufrió el embargo, remate y desalojo de su vivienda en Rancagua. "Yo soy la persona responsable y de eso se aprovecha esta gente", reconoció su hijo.


En plena pandemia, José Cortéz, un adulto mayor con ceguera, sufrió el embargo, remate y desalojo de su casa en Rancagua.

La situación se dio luego que su hijo, Manuel, acudiera a un prestamista informal. Se trata del empresario textil Nuncio Sammur, quien nunca le devolvió los cheques que dejó en garantía a cambio de dinero.

«Mi padre nunca ha firmado nada. Yo soy la persona responsable y de eso se aprovecha esta gente», explicó Manuel, quien acudió a Sammur ante la falta de dinero. El hombre quería ayudar a su padre y construirle un negocio en su misma propiedad.

Fue así como logró obtener una chequera ilegal a nombre de su progenitor. «La conseguí en forma fraudulenta, mi padre nunca firmó nada. Fue una movida que hizo un señor en Rancagua. Estos señores me citaron en un café y como mi papá es no vidente, no necesitaban la firma. Ellos hicieron todo lo que tenían que hacer. La verdad es que yo les pagué 600 mil pesos», reconoció Manuel a CHV Noticias.

Un equipo del noticiero conversó con el empresario, quien reconoció haberle vendido los cheques firmados por Manuel a Pacífico Chandía y su hija, la ex defensora penal pública, Bárbara Chandía, quienes fueron los que presentaron la demanda judicial de embargo contra el adulto mayor y que se concretó el 25 de mayo. «Cuando están prohibidos todos los desalojos en Chile, a él lo desalojaron igual», expresó Roberto Ávila, abogado de don José.

Vive de allegado

Lo curioso es que en al menos otros seis juicios de embargo aparecen como representantes Sammur y su empresa de tejidos Giocare S.A.

Los antecedentes de la investigación se encuentran en el Ministerio Público, luego que el propio hijo de la víctima se autodenunciara por falsificar los cheques y sufrir la eventual estafa de un prestamista. En tanto, don José está de allegado, junto a su perro, en el departamento de uno de sus hijos en la comuna de Santiago.

Seguir leyendo