Avalancha humana en fonda de Pichilemu dejó a una persona con riesgo vital

Horda quiso entrar por la fuerza al local de celebración, sin pagar su entrada. Un total de nueve personas terminaron con lesiones de diversa consideración.


El ambiente de alegría y festividad que en los días anteriores habían caracterizado a la fonda “La Bombonera”, instalada en el Parque Municipal de Pichilemu, se transformó en uno de terror y angustia la madrugada de ayer, debido a la avalancha humana que generó un grupo indeterminado de personas -varios en estado de ebriedad- quienes pretendían ingresar al recinto sin pagar su entrada.

Los hechos ocurrieron a las 01.40 horas, momentos en que el local se encontraba lleno de gente que festejaba junto a familiares y amigos las Fiestas Patrias. Al verse a su máxima capacidad, los encargados de seguridad optaron por no permitir el ingreso a más personas hasta que se desocupara un poco el espacio.

Pero en el exterior de “La Bombonera” había gente que, sin entender razones, quiso entrar por la fuerza y provocó una avalancha que hizo colapsar la reja perimetral y dejó como resultado a nueve personas lesionadas. Dos de ellas se encuentran en estado grave, según informó el Gobernador de O’Higgins, Carlos Ortega.

Al lugar llegó personal policial, bomberos y ambulancias para controlar la situación y trasladar a los heridos a diversos centros asistenciales de la zona.

La fonda, en tanto, continuó su funcionamiento hasta la hora de cierre.

Investigación

A primera hora de hoy, el gobernador determinó que no se descarta la clausura del recinto para el resto de las Fiestas Patrias.

“Si bien lamento el daño económico que esto pudiere ocasionar a los organizadores, mi deber es sobreponer la seguridad de las personas”, dijo la autoridad regional.

Y un elemento que podría ser útil para la investigación es el video que una asistente a la ramada grabó desde el interior en instantes en que ocurrían los hechos. “Parecen animales. ¡Salgan!”, se escucha en la descripción del momento durante la grabación.

Por ello, el alcalde de Pichilemu, Roberto Córdova, informó que se encuentran a la espera de “los informes de las instituciones respectivas para decidir si continuará o no el funcionamiento de dicha ramada”.

Mientras tanto, el fiscal jefe de la Fiscalía Local de Pichilemu, Rodrigo Troncoso, ordenó a la Brigada de Homicidios de la PDI para investigar el cuasidelito de lesiones acontecido debido a la estampida humana.

“Se dispuso de un equipo para realizar inspección ocular, empadronamiento de testigos y establecer las circunstancias en que habría acontecido el hecho”, aseguró el comisario Juan Reyes, de la Policía de Investigaciones, quien se hizo cargo de las diligencias.

Seguir leyendo