Caletas salvarán la Semana Santa con pescados a domicilio

10 de Abril de 2019/SANTIAGO En los días previos a Semana Santa, se comercializa el 20% de la producción pescados y mariscos en la RM. Ante este explosivo aumento en la comercialización de productos del mar, la Seremi de Salud RM inspeccionó las instalaciones del Terminal Pesquero minorista. FOTO: CRISTOBAL ESCOBAR/AGENCIAUNO

En Valpo y Puerto Montt los pescadores reparten en delivery para no perder clientela. En Santiago prometen precios rebajados para mantener la tradición del marisco el fin de semana largo.


En medio de la crisis sanitaria que se vive en el país, las caletas de pescadores de Valparaíso se han visto afectadas por las bajas ventas de sus productos y porque han debido mandar a cuarentena a varios trabajadores que calzan justito con el grupo de riesgo más expuesto a la enfermedad.

Sin embargo, cuando la tormenta parecía venirse encima, salió la relucir la choreza del porteño y se creó una modalidad de delivery para que los habitantes de los cerros no dejen de tener mariscos frescos en la mesa.

Manuel Rojas, presidente del sindicato de la caleta El Membrillo, explicó a La Cuarta que a los pescadores no les quedó otra que ingeniárselas para repartir sus productos a domicilio, ya que solo así han podido mantener el negocio de 149 trabajadores de mar.

“La idea nació del sindicato porque ya no estaba llegando gente, entonces debíamos darle más acceso a los que están en la casa y así implementamos estos teléfonos de contacto (961703288 y 973984113) y nos ha ido muy bien”, comenta Rojas, quien asegura que los despachos cumplen con todas la medidas sanitarias para evitar contagios, y que tienen la capacidad para entregar en Valparaíso (cerros y plan) y a la parte baja de Viña del Mar.

Más al sur

En Puerto Montt, los pescadores también adoptaron el reparto a domicilio como forma de negocio, especialmente en vísperas de Semana Santa donde normalmente las ventas se disparan, aunque este año con suerte andan en el 30%.

La idea es no perder los 200 kilos diarios de merluza austral, congrio, robalo y bacalao que extraen los pescadores de Anáhuac, Isla Tenglo y Panitao, por lo que se pide una compra mínima de cuatro kilos para que comience a funcionar el delivery. Los precios van desde los 1.500 a los 4.000 pesos.

“Han innovado en la entrega de pescados a domicilio aprovechando la instancia de un furgón aportado por el Indespa, y en ese sentido queremos llamar a copiar estos ejemplos dadas las condiciones de limitaciones de circulación”, dijo el Seremi de Economía de Los Lagos, Francisco Muñoz.

Capital

En Santiago el panorama en las pescaderías no es muy alentador. En el Mercado Central aseguran que las ventas han estado flojas, en comparación con otras vísperas de Semana Santa, y que solo abre el 60% de los locales por temor al Covid-19.

En el Terminal Pesquero, en Lo Espejo, las pescaderías están abiertas de madrugada y hasta las 17 horas; sin embargo, los trabajadores se quejan de la poca cantidad de público que se ha dejado caer en el principal local de mariscos de la Región Metropolitana.

“El año pasado pedí 25 cajas de merluzas y las vendí todas, algo así como un millón al día. Ahora con suerte venderé 5 cajas. Vamos a vivir un período muy difícil para todos”, se queja Jaime, uno de los locatarios del terminal.

Otros trabajadores del lugar coinciden con el diagnóstico, pero aún ven la oportunidad de vender productos a pesar de la crisis sanitaria, incluso a precios de oferta. Tome nota, la reineta está a cuatro mil, la pescada a luquita y media, y los choritos y almejas a mil pesos.

“Había bajado harto el público, pero esta semana se normalizó un poquito. Estamos con medidas sanitarias para esperar a los clientes y no tener problemas, la idea es prevenir problemas”, sostuvo Elizabeth Campos, trabajadora del recinto.

Limones valen su jugo en oro: 1.500 el kilo

Junto con los pescados, mariscos y huevos de chocolate, los limones son uno de los productos más demandados en Semana Santa y por estos días su precio se disparó por sobre los $1.500 pesos en ferias libres. Los productores aseguran que no habrá escasez de jugo y que a pesar de lo caro del limón su precio está más barato que el año pasado en esta misma fecha.

“En el caso del limón, que es como la vedette de ahora en Semana Santa, no deberíamos tener ningún problema, nosotros creemos que va a mantenerse como ha estado y está más barato que el año pasado, así que la población, desde ese punto de vista, puede estar tranquila”, comentó Víctor Cornejo, mandamás de Lo Valledor.

Una mirada parecida tienen desde el Ministerio de Agricultura, desde donde aseguran que el bolsillo no tiritará tanto al ir a la feria.

“Hemos visto que el limón está muy estable, que la zanahoria, la cebolla, la papa, han tenido ciertas fluctuaciones de precios, pero vemos, de acuerdo al estudio que ha hecho Odepa y el seguimiento de precios que hemos hecho, que no hay un efecto considerable salvo en algunos productos específicos”, comentó Antonio Walker, ministro de la cartera.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo