Cathy Barriga se querella contra Paulina de Allende-Salazar tras reportaje de Mucho Gusto

Autor: LaCuarta.com

Alcaldesa acusa injurias y calumnias. Su abogada explicó que se "ha afectado una de las garantías constitucionales más importantes que tienen las personas y que es el derecho a la honra, a la dignidad".


Este miércoles, la alcaldesa de Maipú, Cathy Barriga, presentará una querella por injurias y calumnias contra la periodista Paulina de Allende-Salazar. Esto, tras el comentado reportaje de Mucho Gusto en el que se daba cuenta de presuntas irregularidades en el pago de horas extras en el municipio.

Pamela Cisternas, abogada de la jefa comunal, confirmó a La Cuarta que «la señora Cathy Barriga ha decidido presentar una querella por injuria y calumnias en contra de la señora María Paulina de Allende-Salazar y también en contra de la señora Lucía Ulloa Morales (ex administradora municipal)».

La profesional explicó que la acción judicial «obedece a que el reportaje que se presentó en el programa Mucho Gusto, los días 20 y 21 del presente mes, ha afectado una de las garantías constitucionales más importantes que tienen las personas y que es el derecho a la honra, a la dignidad».

«Producto de este reportaje, señalando de una manera poco prolija y adjudicando malos manejos e incluso fraudes en relación al pago de las horas extraordinarias, es que ha generado una serie de afectaciones a la dignidad de doña Cathy Barriga», añadió.

Cathy Barriga se querella

Finalmente, indicó que «frente a esta situación es que ella ha decidido presentar esta querella en contra de estas dos personas».

Sobre Lucía Ulloa Morales, la abogada explicó que «es una de las personas que aparece en el reportaje. Ella es una exadministradora de la municipalidad de Maipú y hace referencia a situaciones de pago de horas extraordinarias que, en realidad, habían sido autorizadas por ella misma».

Cabe recordar que la mencionada periodista aclaró en el mismo matinal que «el trabajo nuestro, de los periodistas, es efectivamente ir donde las autoridades con datos objetivos y preguntarles. Si los datos son falsos, que ellos nos expliquen, pero es nuestro deber».

«Llamamos por teléfono a la alcaldesa, le escribimos un mail, la volvimos a llamar y nuestro periodista no fue bien recepcionado. Incluso, en algún minuto la comunicación se cortó. La pega nuestra es poner en su bandeja, en su casa, la información. Esto no es política, esto es información», añadió.

Seguir leyendo