COVID-19: Aprendamos de los errores ajenos y evitemos desbandarnos

Gobierno estará atento a lo que ocurra en las regiones de Los Ríos y Aysén, que hoy volvieron a la "nueva normalidad", para no caer en los errores de las ciudades que se desconfinaron.


Desconfinadas amanecieron hoy las Regiones de Los Ríos y Aysén, luego de pasar 3 meses en cuarentena por culpa del coronavirus. Estas dos regiones son las primeras en el país en tener el visto bueno para volver a la “nueva normalidad”, pudiendo abrir restaurantes, mercados, además de volver a realizar actividades físicas, con algunas restricciones por cierto.

El Gobierno tiene claro que acabar con las cuarentenas de sopetón, y no en las fases correctas, podría generar una sensación de relajo en la ciudadanía, lo que redundaría, según los expertos, en seguros rebrotes en distintos puntos, por lo que mirarán atentamente lo que pase en el sur del país.

Y también observan con lupa los procesos que se han vivido en otros países: algunos han sido sumamente cautos y efectivos, como China y Corea del Sur, y otros, no tanto, ya que un montón de personas se han volcado a los restaurantes, pubs y playa para “celebrar” los desconfinamientos. Muchos sin tomar los resguardos necesarios.

En estos últimos puntos no sólo ha habido una responsabilidad de la ciudadanía; también infieren las decisiones de las autoridades, como en Estados Unidos, donde se apresuraron al liberar Miami y tuvieron que echar pie atrás tras algunos rebrotes.

“En Miami el desconfinamiento fue muy apresurado, y las personas empezaron a socializar sin mantener la distancia física. Se permitieron actividades con mucho riesgo de contagio, como ir a gimnasios y restoranes. Se permitió ir a la playa, además, sin evitar las aglomeraciones. (…) aumentaron los contagios, lo que ha hecho volver a algún grado de confinamiento”, explicó Lorena Hoffmeister, directora de la Escuela de Salud Pública de la Universidad Mayor.

Desmanes

La reapertura de locales en Inglaterra, después de más de tres meses de confinamiento, provocó desmanes y situaciones peligrosas en la noche del sábado pasado, y ya hace temer un rebrote. “Uno de los criterios que se consideró para desconfinar Inglaterra fue que la necesidad de camas UCI había bajado, dando más holgura para responder a la pandemia”, explicó Hoffmeister.

«Recientemente se ajustó la instrucción de mantener la distancia física de 2 a 1 metro, lo que facilita algunas actividades culturales muy habituales en Inglaterra, como ir a pubs y restoranes, donde la posibilidad de guardar distancia no es factible. Actualmente, no se pueden juntar más de 30 personas, sin embargo, ha habido protestas multitudinarias y aglomeraciones asociadas al fútbol, que no se han fiscalizado ni restringido totalmente», añadió la profesional.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo