Daniel Matamala puso el brazo para pelearle al bicho

Tanto el periodista de CNN Chile como su esposa, la actriz Blanca Lewin, fueron voluntarios para la prueba de la vacuna de Oxford y AstraZeneca contra el Covid-19.


Es un refrán conocido ese que dice que siempre es mejor enseñar con el ejemplo. Así lo pensó el periodista de CNNChile y Chilevisión, Daniel Matamala, quien desde el viernes pasado es parte del ensayo clínico en Fase 3 de las vacunas de Oxford y AstraZeneca, que acá en Chile están a cargo de la Universidad de Chile.

Fue el propio lector de noticias el que contó la noticia en su Instagram. Matamala contó a La Cuarta que se inscribió voluntariamente y que tras el pinchazo “tuve una fiebre de 38º, que es uno de los efectos posibles de los que te advierten al informarte sobre el estudio. Y te dan paracetamol para que lo tomes si ocurre. Así lo hice y en un par de horas desapareció. No he tenido otros efectos, ni siquiera dolor en el brazo”.

Respecto al proceso, dijo que “te entregan toda la información previamente, para que firmes un consentimiento plenamente informado”.

– ¿Cómo fue el proceso previo a poner el brazo?

– Lo conversamos con Blanca (Lewin, su esposa) y nos pareció que era una manera de hacer una pequeña contribución. No lo habíamos contado, pero como vemos que hay tantas personas con dudas, lo conversé con el médico a cargo del estudio y él me dijo que sería una buena idea contarlo para ayudar a generar confianza.

– ¿Cómo te monitorean ahora?

– Hay una pauta de evaluación con llamados telefónicos periódicos y una aplicación en las que hay que registrar cualquier cambio. Además, si hay ciertos eventos de salud, como fiebre, se llama para informar.

– ¿Cuándo les pondrán la segunda dosis?

– Es cuatro semanas después de la primera. Hay que cumplir el calendario y la observación, el estudio dura hasta dos años en total.

– Frente a esta crisis, ¿qué le dirías a las personas?

– A la pandemia le ganamos entre todos. El personal de salud, médicos e investigadores están haciendo una tremenda labor, ojalá que cuando las vacunas lleguen estemos todos dispuestos a colaborar, en especial para cuidar a los más vulnerables.

Seguir leyendo