De telonera de la Nueva Ola a arreglar el mundo con Robert Redford

Autor: La Cuarta

Acá les presentamos la pulenta historia de Graciela Ortúzar, la edil de Lampa


Imagínese un pituco salón en Ginebra, Suiza. Adentro, líderes políticos y estrellas de Hollywood con conciencia social conversan sobre cómo salvar al planeta. Compartiendo mesa están Jennifer Lopez, Leonardo DiCaprio, Robert Redford y… una chilena. ¿Cómo? Aquí le contamos…

Graciela Ortúzar es la alcaldesa de Lampa desde 2008. Durante su gestión le ha puesto harto pino a promocionar el desarrollo sostenible y la resilencia en su comuna, un esfuerzo por el que la ONU la nombró Embajadora de Buena Voluntad y como una de los 54 Campeones de la Campaña de la UNISDR “Creando Ciudades Resilientes”.

“Resiliencia es algo que en Chile conocemos muy bien, es adaptarse y prepararse para las catástrofes”, explica la mandamás. Agrega que se trata de hacer una serie de gestiones que atraviesan todas las áreas de trabajo del municipio. “Por ejemplo, en educación, los alumnos tienen en sus asignaturas contenidos de prevención ante una catástrofe. En salud, qué hay que levantar primero para atender a los enfermos, etc. Todo va vinculado transversalmente con la comunidad, la resilencia no la hace el municipio, la hacemos todos los ciudadanos”, se embala.

– Oiga jefa, ¿de dónde salió tanto reconocimiento internacional?

– Para el terremoto del 27/F comencé a recorrer el país con ONU-Habitat, que es una agencia de Naciones Unidas que se dedica principalmente a desarrollar ciudades resilientes. Después fui invitada a Suiza a conocer al Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon; en 2011 me pidieron presentar también en Suiza, la experiencia de Lampa, de cómo habíamos implementado el proceso de comuna resiliente. Así me nombraron Embajadora de Buena Voluntad. Que Lampa, una comuna vulnerable, popular, haya tenido esta iniciativa de preparar a su gente y minimizar los impactos es destacable.

– Por esa pega también la nombraron “campeona” de las ciudades resilientes…

– Sí, somos 54 campeones de la campaña, entre ellos están Jennifer López, Leonardo DiCaprio y Robert Redford ¡Imagínate, qué hacía yo ahí! A pesar de que yo también tengo mi lado artístico, jajaja…

– A ver, ¿cómo es eso?

– Yo cantaba cuando era chica, era la telonera de la nueva ola en Parral, donde vivía. En esa época hacían giras y llegaba Luz Eliana, Cecilia, Fresia Soto, Carlos Alegría y yo actuaba antes que ellos, en teatros y gimnasios llenos. Fue una parte entretenida de mi vida.

– ¿Y cuándo llegó a la capital?

– Estudié Servicio Social en la Universidad de Concepción y cuando me titulé, a los 20 años, vine a Santiago a pasar el verano con mis hermanos. Estando acá vi un anuncio en televisión de un programa para jóvenes profesionales. Pasé a la intendencia, llené un formulario, me llamaron y me enviaron a Lampa y no me moví nunca más de acá.

– Oiga, nos fuimos por las ramas. Cuente cómo son los famosillos pues…

– Mire, tuvimos una reunión en Sendai, Japón, en la Cumbre para la Reducción del Riesgo de Catástrofes. Ahí llegamos 11 de los 54 campeones, estábamos en una mesa todos conversando con Robert Redford, DiCaprio, una ministra palestina, uno conoce mucha gente súper interesante. Son cercanos, súper simpáticos.

– Pura farándula…

– No pues, si lo importante es lo que se aprende. Toda esa experiencia me ha servido mucho, por ejemplo, para erradicar cinco campamentos de más de 25 años de existencia, hablamos de unas mil familias. A ellos los llevamos a casas sustentables.

– Ya. Volvamos a Chile entonces…

– En el verano hicimos una escuela con alcaldes y concejales y conseguimos que 22 municipios se sumaran a la campaña por la resiliencia. Hay que trabajar con todos los funcionarios, enseñarles, pero sobre todo hay que trabajar con la gente. Acá hacemos talleres pensando en la vida cotidiana, son los mismos vecinos los que priorizan los temas.

– Buena, ¿y ahora a qué le está poniendo pino?

– Vamos a generar con la embajada de Suiza la vivienda sustentable resiliente, que van a ser cuatro casas que exhibiremos en un lugar visible, para que la gente vaya familiarizándose sobre cómo vivir en un lugar más seguro.

En Lampa también están preocupados por prevenir la delincuencia y para que la barra pop se sienta más protegida. En esa parada han instalado 13 casetas de seguridad, donde están al cateo de la laucha ante cualquier hecho delictual. Pero no es lo único, el plan Lampa Vive Segura también le lleva vehículos de seguridad que hacen rondas preventivas y prestan ropa si hay atados, todo lo que sea necesario para disminuir los índices de delincuencia y reducir la percepción de inseguridad de la pípol.

Si está urgido, agarre el fono y llame de una al 2 2879 6000, el número de la central telefónica. Sino, aplique el 2 2879 6009, número de la guardia del edificio consistorial que funciona las 24 horas y que tiene comunicación directa con los vehículos de seguridad vecinal.

Seguir leyendo