Enamorados deberán esperar por la libretita

El Registro Civil tuvo que posponer todos los matrimonios para ayudar a prevenir el contagio del bicho. Aunque algunos alcanzaron a dar el sí ante el juez, los preparativos del vestido, cóctel y cotillón se chutearon hasta nuevo aviso.

Un duro momento es el que están viviendo miles de parejas, porque si ya les cortaron la inspiración con la cuarentena y el distanciamiento social, los que estaban a punto de dar el "sí" se quedaron con los crespos hechos, porque el Registro Civil se encargó de avisarles que este trámite se postergaba hasta nuevo aviso.

Resulta que tras la prohibición de realizar juntas masivas, la entidad optó por suspender, en primer lugar, todas las ceremonias que fueran a domicilio, y así evitar al oficial civil a exponerse a ser contagiado.

De esta forma, las parejas solo podían contraer matrimonio o Acuerdo de Unión Civil en las oficinas del Registro Civil hasta la semana pasada, cuando se optó por cancelar las citas y reagendarlas para cuando la contingencia nacional lo permita.

Con estas medidas, la entidad está dándole prioridad a trámites como certificados de nacimiento, de defunción y entrega de cédulas de identidad, sobre todo en comunas de la Región Metropolitana donde se estableció la cuarentena total.

Una de las parejas afectadas con esta medida es la de Edith (37) y Leonardo (40), pues los novios tenían todo listo para firmar la libretita este 3 de abril en la comuna de Macul, para después sacar los trajes y dar el "sí"en la iglesia el 18 del mismo mes. ¡Ni despedida de soltera tuvo la pobre!

"La semana pasada nos llamaron para reagendar. Veníamos conversando el tema por la crisis, se veía grave. Nos dio pena, nos queríamos casar este año, antes que naciera nuestro hijo, para estar tranquilos y que fuera en una época bonita. Las cosas no se dieron, nada que hacer", contó la novia.

Y agregó: "Tuvimos que detener lo que estaba en progreso, el vestido por ejemplo, pero como me lo estaban haciendo a medida, no hubo problema, la chica se portó bien. Ahora debo seguir cuidándome para que me quede bueno, jajajá. Por suerte, no habíamos reservado nada grande, como una parcela o música, no perdimos nada".

Contra viento y marea

Un panorama distinto es el de Mauricio (55) y Susana (60), que están juntos hace casi 20 años y hace sólo 6 meses decidieron casarse. Por eso, sacaron con anticipación la hora en el Registro Civil de Valparaíso (26 de marzo) y organizaron una especial celebración, pero una vez llegada la fecha, se dieron cuenta que ante la contingencia nacional debían modificar sus planes y no les quedó otra que olvidar la fiesta y seguir con el juramento ante el oficial civil.

"Decidimos casarnos porque estamos enfermos, él tiene un cáncer renal y yo, una dermatomiositis. Eso también nos apura. Con esto nos sentimos más unidos, nos cuidamos el uno al otro. Estamos bien, que es lo que realmente importa", explicó Susana, sobre la idea de realizar el matrimonio pese a todo pronóstico.

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA