Felipe Salaberry recibió tarjeta roja del Gobierno

25 de de Septiembre 2019/SANTIAGO El Subsecretario de Desarrollo Regional,Felipe Salaberry. en el Palacio de la Moneda. FOTO: Sebastian Beltran/AGENCIAUNO

Autor: La Cuarta

La presión mediática llevó al final a que el subsecretario de Desarrollo Regional tuviera que cerrar la puerta por fuera.


¿Qué influencia es la que tenía Felipe Salaberry en el Ejecutivo? Esa fue la pregunta que todo el mundo político se cuestionó hasta su renuncia a la Subsecretaría de Desarrollo Regional, salida que se concretó en horas de la tarde de ayer.

El ingeniero comercial de la Universidad Real (hoy U. Mayor) ostentaba uno de los cargos más codiciados del Gobierno, ya que desde esa repartición se asignan recursos para llevar a cabo, entre otras cosas,  proyectos y mejoramientos en las 346 comunas del país.

Las atribuciones del puesto tienen un valor agregado, si se considera que el próximo año se llevarán a cabo las Elecciones Municipales y los partidos oficialistas lo ven casi como un botín.

Sin embargo, el ex diputado de la Unión Demócrata Independiente no lo vio así cuando el 25 de agosto se pasó tres semáforos en rojo  y basureó a un funcionario municipal de Ñuñoa, quien sólo cumplía con su deber al sacarle un parte por su indebida forma de conducir por las calles de la comuna.

“¡Ándate a la CTM! ¡No sabí’s con quién te estás metiendo! ¡Te voy a hacer cagar, cu…! Ustedes son unos pobres hueones, no tienen autoridad”, le gruñó al inspector.

Posteriormente, según consignó Radio Biobío, el entonces subsecretario le pidió a su hermana, Iris Salaberry, quien trabajaba en la muni de Ñuñoa, que hiciera las gestiones para anular la infracción. Pero no lo logró.

Al ser consultado por la situación, dijo que no tenía auto, pero después se supo que el móvil pertenecía a su esposa.

Al final, la inadecuada situación terminó abriendo una  caja de Pandora en su contra, ya que la fiscalía abrió una investigación  por un posible tráfico de influencias.

La Federación Nacional de Asociaciones de Funcionarios del Ministerio del Interior pidió su salida a La Moneda por “malos tratos”, “acoso” y “una actitud destemplada del subsecretario”.

A su hermana, en tanto, la despidieron de la municipalidad de Ñuñoa, e incluso una emprendedora denunció en el mismo medio que  “cobraba coimas”  a microempresarias de la misma comuna para acceder a ferias gratuitas.

¿Otra cosita? También se hizo pública otra acusación: que desde Santiago fue impuesta en el cargo de asesora de gabinete de la Intendencia de Arica y Parinacota su actual pareja, Brunella Vinet. Según El Mostrador,  habría  ingresado a honorarios, sin contar con título profesional y con un sueldo superior a los $2 millones, el cual fue se incrementó en dos oportunidades.

Todas esas yayitas lo llevaron, finalmente, a presentar su renuncia. “Por valoración y convicción del gran trabajo que está llevando a cabo nuestro Gobierno, le he pedido que acepte mi paso al costado, para poder enfocarme en la defensa de los hechos por todos conocidos y así no empañar su exitosa labor”, dijo.

En su lugar, asumió de forma interina María Paz Troncoso, jefa de la División de Desarrollo Regional de la Subdere.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo