Felipe Ward

Felipe Ward: “La agenda social es una prioridad urgente”

Autor: Diego López

El nuevo ministro de la Secretaría General de la Presidencia sacó la voz a seis días de asumir el cargo. Se refirió al sistema de pensiones, las denuncias por violación a los derechos humanos e hizo un mea culpa por algunas declaraciones que realizó en el pasado.


Mientras ejerció como ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward (47) se mantuvo un poco al margen de todo el tema político. Su labor era más bien social. Eso hasta el lunes, cuando aceptó hacerse cargo de la Secretaría General de la Presidencia.

“Yo estuve doce años en el Congreso, entonces conozco bien este trabajo. Si bien estaba contento en el ministerio de Bienes Nacionales, asumir responsabilidades que son más políticas, y que tienen que ver con el ámbito del Congreso, es un desafío mayor”, comentó el militante de la UDI.

¿Su principal objetivo? Apurar la legislación de la agenda social que Sebastián Piñera presentó como solución a las protestas.

“La agenda social es una prioridad urgente. Lo que está ocurriendo en las calles tiene que ser escuchado y ser traducido en algo concreto por el Gobierno. Esta no es la solución a todos los problemas, sabemos que se espera más, pero si es un avance, y tenemos que apurar su trámite legislativo”, agregó Ward.

¿Hay prioridades dentro de esta agenda?

Sí, tenemos que seguir avanzando en el tema de los medicamentos, que en Chile tienen un costo muy alto. También es importante para nosotros el ingreso mínimo garantizado, que ayuda a los que ganan el mínimo y por supuesto el tema de las pensiones.

¿Qué opina del actuar de Carabineros? 

Se hacía necesario que Carabineros apoyara la vuelta a la tranquilidad. Respaldando 100% esa labor. Por supuesto que esto se tenía que hacer respetando los derechos de las personas, y si hay denuncias, y hay datos de que estas ocurrieron, porque yo creo que ocurrieron, deben ser investigados.

¿Hubo abuso de poder?

Creo que son situaciones sumamente difíciles de contener. Cuando se está quemando una estación de metro o un negocio se requiere el apoyo de la fuerza pública. Y claro, ellos deben hacer un uso debido de sus facultades. Y si hubo excesos, como los constatan las denuncias, deben ser investigadas.

¿Cómo explicamos las 18 denuncias de violencia sexual?

Por su puesto que esto tiene que ser investigado. La denuncia en sí ya es grave. Yo creo en la presunción de inocencia, y que hay que dar la oportunidad a las personas de que expliquen y que se les entreguen las pruebas para ver si estamos frente a un hecho real o no. Si se resuelve que estos casos de violencia sexual son ciertos se les debe aplicar todo el rigor de la ley.

Usted dijo en el 2013 que los DDHH son una especie de cajero automático que usa la izquierda para sacar plata. ¿Se arrepiente?

Esa fue una mala declaración. Hay que decirlo con todas sus letras. No representa lo que tiene que transmitir una autoridad. Nada justifica que uno empleé esas palabras en un tema tan sensible como los derechos humanos.

¿Sigue pensando así?

No. Cuando uno ejerce una labor parlamentaria habla por uno mismo, pero cuando uno ejerce una labor de Gobierno habla por todo el equipo. La verdad es que son palabras inadecuadas. Me parece que la crítica que se ha hecho es totalmente justa. Es un tema demasiado sensible, que dividió por mucho tiempo los chilenos, y que nos tiene muy preocupados ahora en por lo que está ocurriendo a raíz de las denuncias, así que, con toda humildad, hay que reconocer que no fueron palabras adecuadas.

¿Cuál es la postura de Gobierno frente al último informe del INDH?

Sólo tenemos una postura, y es la de respeto total a los derechos humanos. Por eso el Presidente realizó la invitación a organismos internacionales que ya se encuentran trabajando en Chile, y se abrieron las puertas del Ministerio de Justicia para entregar toda la información.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo