[Foto] ¡Demonio aterra en casona en Chago City!

El ser oscuro salió en una foto en donde se cachan sus piernas y cola.


El investigador paranormal Fernando Navarro trabaja en un equipo llamado Medio Maestro, compuesto por él, la médium Ana María Godoy y la síquica Valeska Riveros. A fines del año pasado recibieron el llamado del dueño de una casona embrujada construida en 1870 en el barrio República.  

Resulta que el hombre estaba desesperado porque ahí ocurrían fenómenos inexplicables y se le iban todos los arrendatarios; además quería convertir la vivienda en un hotel y temía que le penaran a los pasajeros. 

»Lo que descubrimos fue la presencia de un demonio verdadero. El propietario nos contó que los empleados de la casa hace cien años eran haitianos y fueron maltratados por el patrón de entonces; en venganza le hicieron magia negra con rituales vudú y se fueron a la ruina como familia», dijo.   

Fernando explicó que el demonio que captaron gracias a una cámara profesional »es un ser oscuro invocado para destruir todo lo que se construyera»

»El dueño actual también nos contó que la casa fue arrendaba entre la década del 30’ y el 50’ por un doctor que le realizaba abortos a las mujeres de clase alta, y eso estimuló la presencia maligna», dijo. 

»Determinamos que es un demonio real. La foto la saqué a las cinco de la tarde cuando la síquica y la médium sintieron una presencia oscura, algo malo que acechaba», informó.   

»En la imagen se ven las patas del macho cabrio, una cola y un falo, además con un filtro se logra ver su rostro. Es un ser netamente invocado para arruinar. Es un ser poderoso que tiene que ser tratado con respeto», contó.  

»Mis equipos electromagnéticos se alteraron mucho, los campos magnéticos están alterados, esa entidad demoniaca habita todo el lugar», agregó. 

»Valeska con un péndulo detectó donde está el portal por donde él entra y sale de la casa. Al determinar eso puede trabajar para cerrarlo», explicó.

El equipo de cazafantasmas chileno determinó que limpiar el lugar les tomaría siete meses y según sus cálculos están cerca de terminar.

Seguir leyendo