Gianina Figueroa: «La agonía de Valparaíso pudo haberse mitigado»

Autor: Agencia Uno

La dirigente gremial de Unapyme se refirió al escenario actual que vive Valparaíso respecto al cierre de negocios. "Nos llaman 'Chile país de emprendedores' mejor sería llamarnos 'Chile país de resilientes'", dijo.


«La desprotección policial tras el estallido social dio a las pymes de Valparaíso la primera estocada. La segunda la dieron las autoridades locales, incapaces de ponerse de acuerdo y reaccionar frente al cierre de negocios, que, como advertimos los gremios, era inminente de no mediar rescate y protección. La final se las dio el gobierno con instrumentos ineficientes, hasta hoy muchos locatarios denuncian nunca haber recibido el subsidio post estallido a pesar de habérselo adjudicado». Así afirma a Agencia Uno la dirigente gremial de Unapyme, Gianina Figueroa.

Figueroa planteó que «durante todo el 2020 los gremios pymes no tuvimos descanso advirtiendo al gobierno y al parlamento que se debían focalizar los recursos en quienes más estaban siendo afectados con esta pandemia. Advertimos el fracaso del Fogape, también que los instrumentos de fomento eran inalcanzables, debido a la letra chica que no permitía a las pymes salvaguardar la operación».

En la misma línea, agregó que «solicitamos subsidios directos, condonación de deudas con tesorería y en pago de patentes, pero por sobre todo trabajar, sin embargo, nada de eso ocurrió y hoy la desolación de nuestro comercio detallista, la gastronomía y turismo, el transporte menor es evidente al caminar por nuestras calles».

«Durante casi 7 meses, las pymes no esenciales, estuvimos cerradas por ley, después de ese periodo más de un centenar no resistieron y cerraron sus puertas, incrementando el desempleo y dejándonos como la ciudad con mayores niveles de cesantía de la región y entre los más altos del país», aseguró.

La dirigente gremial sostuvo que «los que lograron resistir el prolongado cierre por la pandemia, comenzaron a ponerse de pie, a cumplir las exigencias para acondicionar sus negocios a los aforos y a las medidas sanitarias, con sus propios bolsillos, sin ayuda en la mayoría de los casos o con la poca que obtuvieron y que resultó absolutamente insuficiente».

«Algunos recurrieron al subsidio al empleo para recuperar a sus trabajadores o realizar nuevas contrataciones, pero una vez más el Estado falló y uno de los grandes reclamos hoy, es el no pago del subsidio por parte de Sence, situación que se agrava con una nueva cuarentena», complementó.

La representante de Unapyme expresó que «nos llaman ‘Chile país de emprendedores’ mejor sería llamarnos ‘Chile país de resilientes’. La inmensa mayoría de las pymes de Chile fueron abandonadas por el gobierno, el parlamento legisló en complicidad con el ejecutivo para que los fondos de reactivación económica se los llevaran, como siempre, las grandes empresas ¡que paradoja! si consideramos que la pyme es la mayor generadora de empleos en el país».

«La agonía de nuestro sector pudo haberse mitigado, si el gobierno y el parlamento hubieran priorizado en nuestra protección, al fin y al cabo, damos empleo a más del 60% de las y los chilenos , pero claro, la pyme no contrata a ex-ministros, ni ex-parlamentarios, como lo hace la Sofofa», sentenció Figueroa.

Seguir leyendo