Gobierno evalúa darle más carrete a la vida nocturna

03 de Septiembre de 2020/SANTIAGO Una Garzona entrega la cuenta a un grupo de mujeres, durante la nueva forma de atender a publico en Restaurantes en denominada fase 3 FOTO: MAURICIO MENDEZ/AGENCIAUNO

Autor: Diego López

El ministro de Economía, Lucas Palacios, reconoció que está en carpeta retrasar el inicio del toque de queda para ayudar al tan afectado sector gastronómico.


Tras vivir un tormentoso 2020 con las cortinas abajo producto de la pandemia, de a poco comienza a salir el sol, o en este caso la luna, para todos los restaurantes, cafés y pubs que en la fase 3 del plan “Paso a Paso” volvieron a oír el sonido de las cajas registradoras.

Pero fíjese que ahora el Gobierno planea darle una nueva mano al sector gastronómico para que vuelva lo más rápido posible a ver números azules en sus ingresos, y para eso busca atrasar el horario de inicio del toque de queda, que actualmente comienza a las 23 horas.

Así lo reconoció el ministro de Economía, Lucas Palacios, quien aseguró que esta idea “se ha estado evaluando desde hace algunos meses”.

“Es muy importante para ellos -sector gastronómico- que se retrase, y es algo que estamos evaluando. Todavía no hay ninguna decisión tomada, es algo que está en evaluación (…) para permitir que nuevos puestos de trabajo se sigan incorporando a la actividad económica”, señaló el ministro.

Estas declaraciones causaron diversas reacciones entre los distintos locales que hoy están funcionando a media máquina.

Para el dueño del histórico restaurante de Ñuñoa, Las Lanzas, Manuel Vidal, esta idea podría ser positiva para ayudar a los locales más afectados por la pandemia, sólo si viene acompañada de una serie de medidas para ayudar al desplazamiento de los trabajadores.

“No sólo me parece una buena idea, es necesario, pero para hacerlo en serio hay que tomar en cuenta la ampliación de los servicios de locomoción, porque no sacamos nada con abrir hasta más tarde si los trabajadores después no pueden volver a sus casas. Ellos no pueden dormir en el local”, apuntó.

En la misma línea, el dueño de la fuente de soda Martuca, de Manuel Montt, Javier Parra, agregó que el transporte no sólo es vital para los trabajadores, sino que para los clientes.

“Tenemos que ir avanzando en esa dirección para ir sumando horas sin toque de queda. Esto le permite al público disfrutar de un momento más relajado y no estar siempre pendiente de la hora, y para eso creo que es muy importante extender el funcionamiento del metro también”, señaló Parra.

Más trabajadores. Pero a pesar de las opiniones diversas, la ventana que abrió el ministro con sus declaraciones fue muy valorada por el presidente de la Asociación Chilena de Gastronomía (Achiga), Máximo Picallo.

“Es positivo que la autoridad entienda que el sector gastronómico tiene trabajadores para funcionar en dos horarios, el almuerzo y la cena. Hoy, que tenemos aforo restringido, creo que extender el horario de funcionamiento es positivo, para poder integrar a nuestros trabajadores que están volviendo, y para que no sólo vayamos avanzando en mayor aforo, sino que en más horas”, agregó Picallo.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo