jóvenes covid

Gobierno propone enviar a fiesteros a matar el carrete en residencias sanitarias

Autor: La Cuarta

El ministro del Interior, Rodrigo Delgado, planteó la idea de implementar “condenas alternativas” contra los porfiados que insisten en organizar y participar en mambos clandestinos. Minsal no desecha la idea, siempre y cuando se mantenga la seguridad de enfermos y tontorrones.


A pesar de que se ha dicho en todos los tonos que son peligrosas, y que se prometieron las penas del infierno contra quienes participen en ellas, las “fiestas clandestinas” se convirtieron por estos días en uno de los focos de conflicto a la hora de enfrentar la pandemia.

Según el último reporte de Carabineros, el fin de semana que recién pasó se descubrieron 17 carretes en pleno toque de queda. El último de ellos se desbarató la noche del lunes en Zapallar y terminó con 20 cufifos apañados.

Para intentar ponerle el cascabel al felino de una vez por todas, desde el Ejecutivo plantearon la idea de agregar un nuevo castigo contra los irresponsables que participen en las fiestas: trabajo comunitario con enfermos Covid-19.

Así lo planteó el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, quien se abrió a la idea de condenar con “penas alternativas” a los porfiados que insisten en exponerse y desparramar al virus. Y qué mejor que hacerlo con una pega que ayude a la recuperación de las personas que le dan pelea al contagio.

“Tenemos que avanzar en que estas personas, que son detenidas y condenadas, tanto asistentes como organizadores (de fiestas) tengan que hacer un trabajo voluntario. Que tengan que ir a lugares donde hay que atender enfermos, que sientan más conciencia con la enfermedad, que sientan conciencia de los estragos que genera la enfermedad, que tengan que relacionarse con familias que están sufriendo, que tengan que relacionarse con enfermos que están muchas veces muy complicados”, comentó Delgado.

Cabe señalar que desde el inicio de la pandemia, en marzo del 2020, se han detenido en el país a 2.541 personas por participar en eventos, carretes y fiestas sin autorización sanitaria.

Apoyo

Desde el Ministerio de Salud se mostraron dispuestos a evaluar la medida y la condicionaron a que se mantenga la seguridad sanitaria de pacientes y “condenados”.

“Nos parece que es una medida interesante. Que los jóvenes que hoy día están participando en estas fiestas clandestinas tengan la oportunidad de empatizar con las situaciones sanitarias que estamos viendo en nuestro país”, comentó Paula Daza, subsecretaria de Salud Pública.

Seguir leyendo