Guevara apunta a posible «interés político» de alcaldes que no respetan calendario de vacunación

Autor: La Cuarta

"El llamado es a ordenarse detrás de la estrategia del ministerio. Lo demás solo genera desorden, confusión y problemas logísticos", lamentó el intendente de la RM.


El intendente de la Región Metropolitana, Felipe Guevara, abordó la controversia generada por las denuncias que apuntan a municipios que no han respetado el calendario de vacunación.

«Hasta aquí el proceso de vacunación ha sido bastante esperanzador respecto de los volúmenes que se han alcanzado y la velocidad y efectivamente estamos bastante mejor que los países vecinos e incluso de algunas potencias mundiales», destacó la autoridad, en radio Universo.

En relación a la polémica, Guevara aclaró que señaló que administran las vacunas -atención primaria y municipios- «deben ponerse a disposición de la estrategia de salud liderada por el Ministerio de Salud que incorpora un calendario de vacunación. Cualquier cosa que sea salirse de esa política obviamente que perjudica la estrategia sanitaria final».

Además, dijo que puede existir «algún interés distinto al sanitario», y más bien político, en alcaldes que se han salido de la instrucción.

Estrategia

«Aquí hay una falsa dicotomía. Ayer escuchaba al alcalde de Conchalí (René de la Vega), que es un amigo, que decía ‘yo prefiero irme a la cárcel antes que no vacunar a mis profesores’. Esa es una falsa dicotomía, a los profesores los vamos a vacunar a todos los que quieran vacunarse», aclaró.

Finalmente, reiteró que «efectivamente no hay que desconocer que puede haber algún un interés distinto al sanitario, de todo tipo, también político. Es una tentación humana y por eso es importante atenerse a la estrategia sanitaria que ha definido el Ministerio de Salud. Nuestro Ministerio de Salud ha tenido una estrategia que ha sido reconocida en el mundo entero, entonces qué sentido tiene innovar respecto de lo que ha dicho el Ministerio de Salud. El llamado es a ordenarse detrás de esa estrategia del ministerio. Lo demás solo genera desorden, confusión y problemas logísticos».

Seguir leyendo