La volá: Fantasma de la 210 aterra a pasajeros

Entre los choferes  se conversa sobre la aparición de la llorona, y los más gallinas piden que los acompañen a sacar las máquinas en la noche.


Al igual como existe un “fantasma de la ópera”,  en Santiago  habría un “fantasma de la micro”, específicamente el que penaría en una máquina del recorrido 210 del Transantiago que hace durante las 24 horas el trayecto entre Puente Alto y Estación Central. 

Una foto que desde hace un par de semanas da vueltas en redes sociales habría retratado a un espectro de sexo femenino vestido de novia, o primera comunión, en la parte trasera de una micro oruga, y según consta en el breve texto que acompaña la imagen habría sido tomada por la hija de un chofer en el paradero sur de la empresa en Puente Alto. 

Para dilucidar el misterio nos bañamos en agua bendita y tomamos la 210,  que pasa por fuera de La Cuarta en la intersección de Vicuña Mackenna con Ñuble. Ahí conversamos con Marcos Cesín, un conductor que lleva tres años manejando micros del recorrido y nos confesó que del fantasma se hablaba hace rato entre sus compañeros de ruta. 

Algunos conductores de la línea, que pertenece a la empresa Subus, creen que podría tratarse del fantasma contra la evasión que asustaría a las personas que no pagan el pasaje. 

En el mismo asiento donde sale en la foto el supuesto fantasma iba, con dirección al sur de Santiago, Jorge Calquín, un joven que trabaja haciendo el aseo. Cuando le mostramos la foto del supuesto ser paranormal, nos dijo que “en este momento tengo miedo, me da temor el tener la sensación de estar en el mismo lugar donde pudo haber estado el fantasma”.

Paulina González hace el recorrido entre la calle Ñuble y la Alameda con Brasil y analizó la imagen que le mostramos para dictaminar que, a su juicio, no se trataría de un truco, porque se nota que el pixelado es parejito. 

Por su espectro, la pasajera Carolina Retamales teorizó que podría tratarse del alma en pena de una mujer que pudo haber sido apuñalada en la micro famosa por la bohemia de sus pasajeros, pero se inclinó por pensar que podría tratarse de un truco fotográfico. 


 
JARANA

La fama del recorrido 210 se debe a que circula toda la noche y durante los fines de semana la máquina, que pasa por el barrio Bellavista, es la encargada de llevar de regreso a sus casas a decenas de pasajeros arriba del balón que convierten a la micro en una extensión de sus carretes y la usan para amarse, beber alcohol y consumir drogas blancas y verdes. 

Con tal de tener una opinión experta del asunto paranormal, hablamos con el investigador Fernando Navarro, quien le bajó el pelo al asunto y dijo que la imagen fantasmal sería fruto de una aplicación telefónica que pretende meter miedo. 

Además, explicó que si un espectro sale en una foto lo hace generalmente a un costado de la imagen y no tan al centro como la llorona que aterra a los pasajeros y choferes de la 210.

Seguir leyendo