Matrimonio terminó quemado tras explosión de una estufa: dueño de casa deberá pagar indemnización de 250 millones

Imagen de Referencia
Imagen de Referencia

La Corte de Santiago determinó que el accidente se produjo por la mala manipulación del demandado, quien vertió alcohol etanol encima de la estufa mientras estaba encendida.

La Corte de Apelaciones de Santiago ordenó a un dueño de casa a indemnizar a un matrimonio que sufrió graves quemaduras después de que la estufa explotará, debido a la mala manipulación del sujeto.

La octava sala del tribunal de alzada revocó la sentencia apelada -que rechazó la demanda- tras establecer que el accidente se produjo por el actuar negligente del dueño de casa, ordenando así el pago de una indemnización de 250 millones a los afectados.

La pareja detalló que el domingo 15 de junio del 2015 asistieron a un asado junto a dos hijos al domicilio del demandado, que se encuentra en la comuna de Las Condes, según informó el Poder Judicial.

Durante la tarde, en la sobremesa, bajó la temperatura por lo que el dueño de casa decidió encender la estufa, mientras se encontraba bajo los efectos del alcohol.

La grave explosión

Fue entonces que el sujeto puso la estufa sobre una parrilla a gas que se encontraba apagada -que estaba ubicada detrás de él y cerca de la pareja-. Luego la encendió y tomó un bidón blanco que contenía alcohol etanol y lo vertió de manera abundante.

Producto a eso se produjo una gran explosión que alcanzó a la pareja, quemándolos en diversas partes del cuerpo, principalmente en la cara, piernas, orejas, hombros, brazos y manos.

Tras varios minutos, el matrimonio pudo apagar el fuego que ardía en sus cuerpos después de lanzarse al suelo y prestarse ayuda mutuamente. Los hijos de la pareja presenciaron todo lo ocurrido.

El hombre estuvo en un coma inducido y quedó en riesgo vital por la gravedad de sus heridas y su esposa debió ser intervenida en siete ocasiones. Ambos quedaron hospitalizados hasta agosto de ese año.

La Corte de Apelación dictaminó que “de los antecedentes expuestos, estima esta Corte que en la especie concurren y se encuentran acreditados todos y cada uno de los elementos que configuran la responsabilidad extracontractual del demandado, ya referidos, derivada de su actuar negligente al manipular una estufa que se encontraba encendida, vertiendo sobre ella alcohol etanol a escasa distancia de los demandantes, quienes resultaron con las graves quemaduras corporales antes mencionadas”.

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA