Médicocirujano que fue víctima de portonazo: ha vivido otras tres experiencias en que ha estado cerca de morir

Autor: La Cuarta

El jueves, Jorge Mura fue emboscado por un grupo de sujetos afuera de su casa en Ñuñoa. Tras el delito, el profesional destacó que le "han ocurrido tantas cosas cercanas a la muerte".


Durante la noche del pasado jueves, el neurocirujano Jorge Mura fue víctima de un violento «portonazo» en su domicilio en la comuna de Ñuñoa. Mientras maniobraba su auto para estacionarlo en el patio de su vivienda, un grupo de sujetos (entre seis y ocho) lo abordaron para robarle su vehículo y algunas pertenencias.

Fue cerca de las 22:00 horas del 18 de marzo cuando al jefe de urgencias del Instituto de Neurocirugía lo intimidaron con una pistola. Le robaron su anillo de matrimonio, un reloj, una cadena y un computador con información sobre sus pacientes.

El médico casi no pudo distinguir los rostros de los individuos, quienes estaban con mascarillas. «Cuando vi que tenían una pistola, no quise hacer mayores provocaciones y que me pegaran un tiro. Solamente pensé en mi señora y en no dejarla sola», relató.

«Estaban muy alterados», recordó el neurocirujano, y añadió: «Uno de ellos me retiró una cadena del cuello que me regaló mi mamá, se llevaron dos cosas muy preciadas para mí: mi argolla de matrimonio y un reloj regalado por mi mujer con mucho esfuerzo.»

Mencionó que no lamentaba tanto la pérdida de sus pertenencias, pero sí lo de su notebook, ya que ahí guardaba información de sus pacientes y material didáctico para sus alumnos como profesor universitario.

«Casi me ahogué»

Y como si fuera poco, el doctor recordó que esta no era la primera vez que se enfrentó a una situación delictual. “Estuve en un asalto en una farmacia y tuve una reacción similar. Levanté los brazos e hice lo mismo que ahora”, dijo el neurocirujano.

Además, en el matinal Mucho Gusto, Mura comentó  que le «han ocurrido tantas cosas cercanas a la muerte». Y enumeró distintas situaciones en que, según recuerda, estuvo a punto de fallecer.

«Estuve en un barco que casi naufragó, estuve en un avión que se le paró el motor y tuvimos que hacer un aterrizaje forzoso», rememoró el cirujano. «Estuve en el río Maipo y casi me ahogué».

Y Jorge Mura cerró diciendo que «trabajo con la vida y con la muerte todo el tiempo».

Seguir leyendo