Mellizos se electrocutaron en piscina donde funcionaba lavadora

Autor: La cuarta

No se sabe quién recibió el primer golpe, luego el otro hermano intentó ayudar y también murió.


Una tragedia se desató la tarde de ayer en la población La Legua, cuando un accidente acabó con la vida de dos hermanos mellizos de 14 años al recibir una potente descarga eléctrica proveniente de una lavadora en mal estado, mientras ambos capeaban el calor en la piscina de su casa.
El lamentable accidente ocurrió cerca de las 14 horas, cuando los hermanos Patricio Manuel y Sonia Digna Salazar Castillo, se encontraban solos en su casa porque sus padres a esa hora laburaban.
Según el fiscal José Mac- Namara, el accidente ocurrió luego de que "los menores, que estarían ocupando una piscina, manipularan una lavadora que estaba en malas condiciones. Ese contacto les dio un golpe de corriente a uno de ellos y el otro, tratando de ayudar a su hermano, también fue electrocutado, muriendo instantáneamente".
Eliana Castillo, madre de los niños, llegó a su casa una hora más tarde. Según lo relatado por los vecinos, la mujer, que se desempeña como asesora de hogar, golpeó la puerta reiteradas veces y al no recibir respuesta, pidió un cuchillo en la casa de enfrente para abrir la puerta. Fue ahí cuando se encontró con el cuerpo de los menores aplastados por la lavadora, que se cayó encima de ellos luego de dar el golpe de corriente.

CASI LA MADRE

La mujer intentó retirar a uno de sus hijos, pero "recibe un golpe de corriente también", agregó Rodrigo Morales, subcomisario de Homicidios de la Policía de Investigaciones.
Los vecinos afirmaron a La Cuarta que los mellizos, los últimos de seis hermanos, siempre invitaban a sus amigos a bañarse a su casa, puesto que la piscina está hecha de concreto y  no tenían atados en compartirla.
Según la información entregada por uno de los compañeros de colegio de Patricio, los hermanos eran quitados de bulla y alejados del mal ambiente.
Ambos habían pasado a segundo medio con promedio 6,8 Patricio y 6,6  Sonia.

Jaime Liencura M.

Seguir leyendo