«Su pololo era celópata…»: padres de joven hallada muerta cuestionan informe de defunción

Autor: La Cuarta

Los padres de Franshesca González no creen la versión de que su hija se suicidó. Acusan que había una denuncia por violencia intrafamiliar...


El pasado sábado 24 de abril Franshesca González, de apenas 18 años, fue encontrada sin vida en el domicilio de su pololo. Vivía allí, junto a él y la madre de éste, desde enero. Ellos, rápidamente, informaron que se trató de un suicidio.

Las posteriores pericias determinaron, en consecuencia con el relato, que la joven se había quitado la vida: el certificado de defunción estableció que la causa de muerte fue una asfixia mecánica por ahorcamiento.

Los padres de Franshesca, sin embargo, no lo ven de esa manera. Creen, de hecho, que otro pudo ser el desenlace: dicen que, desde hace tiempo, había violencia intrafamiliar.

Violencia intrafamiliar

Marco González y Yubitza Miranda son los padres de Franshesca. Se enteraron de la muerte de su hija, la madrugada del 24 de abril, tras un llamado del pololo de su hija.

«Cuando llego a la casa de Matías (pololo), una carabinera que estaba en la puerta me impide el ingreso. Pasados 15 a 20 eternos minutos me dejan ingresar a verla. Mi hija estaba estirada en el suelo de la pieza de la mamá de su pololo», recordó Marco.

«La destapé y me percaté de una marca en su cuello. Su cuerpo ya estaba tieso, helado… de inmediato me surgen las dudas si realmente el hecho ocurrió como ellos dicen», agregó más tarde.

Estas dudas responden, según informó La Estrella de Valparaíso, a la denuncia que había por violencia intrafamiliar en la Fiscalía.

Aparentemente la joven era víctima de violencia a raíz de los celos de su pareja. Solía comentarle esta situación a sus amigos más cercanos.

«Su pololo era celópata, le rompió cuatro teléfonos, la dejaba sin celular durante el día, no la dejaba hablar con nadie», confirmó en esa línea Yubitza, madre de Franshesca.

Y luego reveló quizás lo más complicado: «En algún momento mi hija pensó en dejar esa casa pero él la amenazaba diciendo que se iba a matar».

Inconsistencias

Marco y Yubitza insisten en que hay inconsistencias en el relato de Matías y su madre. Por ejemplo, dicen que el sitio donde se produjo el incidente estaba muy ordenado.

«El baño estaba ordenado, las camas estaban hechas y eran las 3 de la mañana. A mi hija la dejaron en el suelo», dijo el padre de la joven.

Y continuó: «Le hicieron una autopsia en tiempo récord. No entendemos, no es necesario ser forense o experto pero qué investigación puede hacerse tan rápido»…

«Nosotros sepultamos a mi hija el lunes. No creemos nada de lo que supuestamente pasó», cerró.

Es por esto que los padres de Franshesca tomaron la decisión de acudir al abogado Patricio Olivares, partícipe de causas como la del profesor Nibaldo Villegas y Ámbar Cornejo, con el fin de esclarecer los hechos y querellarse en contra de todos quienes resulten responsables.

Seguir leyendo