Pamela Jiles y querella contra Chino Ríos: «Todo tiene un límite y este señor lo pasó»

Autor: LaCuarta.com

"Es una cosa que a mí me pone mal, lo que él dijo", reconoció la diputada.


La diputada Pamela Jiles se refirió a la querella por injurias graves que presentó contra Marcelo Ríos, quien aseguró que la periodista habría intentado abusar de él cuando era menor de edad.

«Yo era chico, tenía 14 años y fue a mi casa. Me sentó en la cama y me hizo la entrevista para un canal. Me dijo ‘la última etapa la vamos hacer en la ducha. Te vas a sacar la ropa y la haremos en la ducha'», aseguró el ex tenista en el programa «Las Indomables», en noviembre pasado.

Además, afirmó que «me intentó violar (…) Fue en mi casa, donde mis papás. Ahí mi mamá le dijo ‘señora para su hueveo’ y la echaron. Lo juro por mis hijos. Así fue».

Apenas se enteró de estos dichos, la parlamentaria anunció acciones legales «por sus falsas y graves imputaciones (…) El daño causado se extiende a quienes difundan estos infundios que afectan gravemente mi honra». Posteriormente, el número 1 aclaró que «nunca me trató de violar».

«Pasó ese límite»

Anoche, en el inicio de una nueva temporada de Mentiras Verdaderas, la diputada fue consultada sobre esta situación. En conversación con Eduardo Fuente, Jiles aclaró que su pareja y candidato a gobernador, Pablo Maltés, es quien aborda el tema de la acción judicial.

«Yo soy una mujer que tengo un entrenamiento televisivo, al igual que tú, y eso significa que hemos estado durante décadas, en mi caso, más de 40 años, expuesta al escrutinio público. Tengo un entrenamiento para eso, es algo que me gusta, tengo una comunicación constante con mis nietos y es comunicación que no siempre es grata», explicó.

Además, indicó que «yo a través de las redes sociales, del contacto directo, recibo toda suerte de insultos. Incluso los colecciono, hay algunos que me gustan más que otros. Yo, por ejemplo, jamás bloqueo a nadie, jamás me niego a tener un debate, sin embargo creo que todo tiene un límite y este señor pasó ese límite y es una cosa que a mí me pone mal, lo que él dijo, que es algo que además pueden ver mis hijos a través de las redes sociales».

«En este mismo escenario se han dicho cosas increíbles. Me acuerdo una noche estar viendo tu programa y que María Luisa Cordero hablara de mis hijos como ‘esos huerfanitos’, entre otras cosas. Y yo encuentro que la gente, en definitiva, tiene el pleno derecho a opinar, pero todo tiene un límite, y ese límite es el que cruzó este señor», añadió.

Finalmente, recalcó que «eso me hace mal, me quita energía para dedicarla a lo que tengo que dedicar y por eso decidimos que sea él (Maltés) quien aborde ese tema, básicamente para salvarme a mí de una cosa que se me produce un desagrado físico».

Seguir leyendo