Los saqueos fueron la tónica del “estallido social”

Autor: La Cuarta

Los cacerolazos en las esquinas y manifestaciones en las calles se disiparon con lo que el fin de semana se reiteró en todo Chile: robos en supermercados, multitiendas y diversos locales. Hubo hasta víctimas fatales.


La cara más triste de las manifestaciones, esa que ensucia el movimiento social, se ha visto a través de los saqueos en diferentes puntos de Santiago e, incluso, en regiones. ¿El blanco favorito? Los supermercados. Es más, la empresa Walmart (dueña de Lider, Lider Express, SuperBodega Acuenta y Central Mayorista) cifró en más de 60 los locales afectados hasta ayer.

Por eso se ha vuelto común observar a civiles ingresando encacapuchados y, otros a rostro descubierto, a diferentes locales para arrasar con alimentos, alcohol, vestuario y, lo más insólito, con insumos tecnológicos y productos para el hogar, tales como televisores, colchones, tablas de planchado y papel higiénico.

Debido a aquello, la presencia de policías y militares se ha vuelto una constante, pero el modo de operar es el mismo: apenas las patrullas abandonan los recintos con personas detenidas, otros “vecinos” aparecen en el lugar para seguir saqueando, algunas veces con niños.

El argumento que más se repite es que el vandalismo y saqueo partió desde el mismo gobierno, con condonaciones de deudas a grandes empresas, colusión, clases de ética como castigo, alzas de luz, el “robo del siglo” y frases desafortunadas, como “serán ayudados los que madruguen”, a propósito del precio del pasaje del Metro.

Eso sí, ayer se supo del caso de algunos vecinos de San Bernardo que se organizaron para devolver productos al supermercado Lider de de esa comuna, ya que actuaron “con rabia e indignación”, mientras que otros les quitaron los productos robados a los manilargas para lanzarlos a las fogatas.

Organizados

Fue tanta la presión de los comerciantes al ver las dramáticas imágenes de la televisión, que en el caso de Franklin, donde está el Persa Bío Bío, todos se coordinaron para evitar a una manga de flaites que merodeaba por el lugar por si se le abría alguna puerta.

No tuvieron igual suerte algunos feriantes de Santiago, a quienes les pelaron sus frutas y verduras.

Es que los saqueos se convirtieron en moda, una mala moda. Han dejado hasta muertos.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo