Servicio Militar incluirá protocolo sanitario e inédito sistema online para excusas

Todos los “pelados” deberán pasar por cuarentena obligatoria en los regimientos antes de comenzar sus actividades. Ministro de Defensa, Mario Desbordes, aseguró que ahora la “Clave única” servirá para presentar excusas en caso de ser llamado y querer postergarlo.


A diferencia de lo que muchos jóvenes y padres piensan, el Servicio Militar sigue siendo obligatorio para la población masculina que ronda los l8 años de edad. Si bien en los últimos años se ha hecho énfasis en la voluntariedad del proceso, la baja de inscripciones desde 2017 a la fecha obliga a las Fuerzas Armadas a realizar un “sorteo general” entre los jóvenes de 18 años para completar el contingente.

Según cifras oficiales, para este año se requieren 12.700 personas, entre hombres y mujeres, cupo que se debe completar con voluntarios y “obligados” que superen una serie de pruebas físicas y sicológicas (ver recuadro) que demostrarán si son aptos para vivir un año bajo el mando uniformado.

La fecha de inscripción voluntaria terminó ayer, y si bien hasta el cierre de esta edición no habían cifras oficiales de postulantes, para el 15 de octubre se espera la publicación de la nómina de sorteados obligados, quienes tendrán plazo hasta el 26 de noviembre para presentar excusas y “sacarse el servicio”.

El ministro de Defensa, Mario Desbordes, aseguró que este año los reclamos y postergaciones se podrán hacer en línea con clave única. La idea es evitar largas filas y que el trámite se realice a último hora como ocurrió el 2019.

“La idea es que los seleccionados no esperen al último día ni que asistan a los cantones de reclutamiento, porque el proceso se puede hacer online. No es bueno tener aglomeraciones, ni menos ahora que estamos en pandemia”, comentó la autoridad.

En el caso de las mujeres, la situación militar es completamente distinta. Los cupos para dotación femenina se llenan exclusivamente con voluntarias, y es tanta la demanda por ingresar que ya se piensa en ampliar la dotación para las futuras postulaciones.

Dudas clásicas: ¿Me pagan por hacerlo?

1. Se recibe una bonificación de poco más de cien mil pesos al mes. Eso sí, la institución asegura atención médica gratis para los jóvenes.

2. El periodo para las excusas comienza el 15 de octubre hasta el 26 de noviembre. Se pueden presentar certificados médicos, de estudios o sociales. Los familiares de Detenidos Desaparecidos también pueden excluirse del llamado.

3. ¿Puedo seguir estudiando? Además de la instrucción militar existen opciones para nivelar estudios en caso de aún no terminar la enseñanza media y rendir la PSU. También se otorgan capacitaciones por Sence.

4. Si piensas que una carrera militar es tu opción de vida, está la opción de trabajar por cinco años en alguna unidad militar y acceder a los beneficios de los funcionarios de las Fuerzas Armadas.

5. Los jóvenes que deciden hacer el servicio militar de forma voluntaria han disminuido en los últimos años. En 2018 fueron 17.308, en 2019 bajaron a 12.947 y en el periodo 2019-2020 la cifra alcanzó los 11.392.

“Las mujeres representan un 10% del total de personas que ingresan, pero hay más mujeres postulando en comparación con el total de los cupos disponibles”, comentó Desbordes, quien aseguró que las mujeres como los hombres que ingresen al Servicio Militar deberán someterse a estrictos controles sanitarios para evitar contagios al interior de los regimientos y en las ciudades donde son destinados.

“Los oficiales y suboficiales que son instructores de soldados conscriptos están en cuarentena antes de que se acuartele el contingente nuevo. No pueden hacer ninguna actividad en conjunto con otros oficiales. Son aislados”, indicó el ministro.

Agregó que “el contingente nuevo también ingresa en cuarentena, se aísla del regimiento. En un regimiento en Copiapó ingresaron 120 jóvenes provenientes de Linares, por lo que deben cumplir cuarentena antes de comenzar cualquier actividad. Todos deben pasar por un PCR, ya que muchos jóvenes llegan a ciudades nuevas”.

Salud mental como máximo requisito

Uno de los aspectos fundamentales del nuevo periodo de postulación es la salud mental de los soldados conscriptos. Desde hace un año, todos son sometidos a un análisis obligatorio antes de ingresar al Servicio Militar. Incluso aquellos que son voluntarios pueden ver truncado su anhelo si el examen arroja que no son aptos para la vida militar. La idea es evitar episodios como el ocurrido en marzo de 2019 cuando un soldado mató a dos superiores y se quitó la vida en Iquique.

“Cuando uno tiene 18 años y sale de su casa a una institución como esta es muy distinto que entrar a una universidad. Es un mundo distinto, que es muy bonito, pero se pueden presentar algunos problemas que hay que tener seguimiento sicológico”, comentó ministro Desbordes.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo