Siete insólitos mitos sobre el covid-19 derribados en un año de avances científicos

Autor: La Cuarta

Desde la afirmación que solo los adultos mayores se contagian, hasta el uso de luces ultravioletas como prevención, en un primer momento se difundieron varias afirmaciones sobre la enfermedad, que fueron desmentidas por los avances científicos. Acá una selección con siete de ellas, a un año del avance del covid por el mundo.


Desde que se revelara al mundo por los primeros casos documentados en China y su llegada a Chile en marzo de 2020, por el contagio de un médico de 33 años recién arribado desde Singapur, circuló mucha información respecto al coronavirus. Por entonces, se trataba de una enfermedad desconocida para el gran público, lo que generó una serie de especulaciones e ideas falsas que se instalaron como ciertas.

Pero con el proceso de vacunación en marcha, los avances científicos han permitido manejar con más certezas a la enfermedad y sus características. Y de paso, demostrar que algunas afirmaciones sobre el virus, resultaron erradas.

Mito 1: El coronavirus no se transmite por el aire

En principio se hablaba que la enfermedad solo se transmitía por las gotículas que expulsamos al toser, estornudar o hablar. De allí la importancia de la distancia social y la mascarilla. Sin embargo, se comprobó que no era la única vía de contagio; un grupo de 200 científicos concluyó que el virus también puede propagarse por el aire.

La vía de contagio son los aerosoles, o partículas suspendidas en el aire, que pueden contener virus. Por ello, el contagio se puede producir por inhalación, al estar muy cerca de personas contagiadas y que están asintomáticas. También es posible contagiarse por esa forma, al permanecer por mucho tiempo en un lugar cerrado. Por ello es que se recomienda la ventilación.

Al respecto, una guía para la buena ventilación de la Organización Mundial de la Salud entrega más detalles. “Fuera de las instalaciones médicas, además de la transmisión por gotas y fómites, la transmisión por aerosol puede producirse en entornos y circunstancias específicas, especialmente en espacios cerrados, abarrotados e inadecuadamente ventilados, donde personas infectadas pasan largos períodos de tiempo con otras personas”.

Mito 2: El consumo de vitaminas estimula las defensas y previene el contagio

Durante los primeros días de pandemia, circuló información en que se recomendaba el consumo de vitamina C, Zinc y hasta Té Verde para estimular el sistema inmunológico. Sin embargo, como advirtió una publicación de la Clínica Mayo, de EE.UU, es muy poco probable que dichos productos consigan cambios significativos en dicho sistema, y menos que funcionen como prevención al covid.

Tampoco hay suficiente evidencia que permita sostener que el consumo de vitamina D sea eficaz en fortalecer las defensas, y menos como parte del tratamiento para quienes están contagiados, según establecieron los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos y la Organización Mundial de la Salud.

Mito 3: El coronavirus solo afecta a los adultos mayores y su incidencia en los jóvenes es baja

La muerte de muchos adultos mayores a consecuencia del virus, en especial en países con una gran cantidad de población mayor, dejó en claro que era la población más vulnerable. Pero casi por extensión, se asoció que la población joven no debía preocuparse. Esa idea también es falsa.

Basta revisar las cifras para darse cuenta que el virus afecta a todos los grupos etarios, y que el caso de los adultos mayores es porque es una población que presenta mayor cantidad de comorbilidades como diabetes, asma o problemas cardíacos. De allí que su riesgo es mayor.

Los jóvenes no solo se pueden enfermar, sino que pueden ser asintomáticos y transmitir el virus sin saberlo. De allí la importancia de mantener las medidas de prevención.

De hecho, el principal foco de contagio en el país fueron los jóvenes. En específico, aquellos que viajaron a tierras extranjeras y al regresar no cumplieron con las medidas de cuarentena y de cuidados básicos.

Hasta el 17 de marzo de 2020, cuando solo habían 201 casos confirmados de Covid-19 en Chile, el desglose por edad que entregaba el Ministerio de Salud ponía en evidencia que los jóvenes entre 19 y 34 años eran los que presentaban más contagios, con 73 casos. Les seguían las personas entre 35 y 45 años, con 59 casos.

Mito 4: Solo las personas con fiebre están contagiadas del coronavirus

En principio, se documentó que los principales síntomas de la enfermedad eran: dolor de garganta, la dificultad para respirar, la pérdida brusca de gusto u olfato y la fiebre sobre 37,5 grados. Por eso, se recomendaba que al presentar al menos dos de estos síntomas, había que agendar consulta médica de inmediato.

Pero con el paso del tiempo, se descubrió que un buen número de contagiados son asintomáticos. Es decir, pese a que alojan al virus en su organismo, no presentan síntomas. Otros, pasan por esa etapa antes de que estos se desarrollen.

Pero en ambos casos, las personas infectadas pueden transmitir el coronavirus. De momento, se estima que 1 de cada 5 infectados son asintomáticos, pero aún el porcentaje de personas que no manifiestan síntomas continúa en estudio. Por eso, es que se hace hincapié en la identificación de los contactos estrechos para establecer la trazabilidad y así determinar a posibles comtagiados.

Mito 5: Las luces ultravioletas eliminan al covid-19

Las luces ultravioletas están certificadas para esterilizar superficies, pero no son recomendadas para los tratamientos con las personas para evitar el virus, porque la radiación puede causar irritación en la piel. Menos el alcohol y el cloro, eficaces para limpiar y desinfectar objetos, pero no para tratar al virus una vez que ya está en el organismo. El lavado frecuente de manos, con agua y jabón, o alcohol gel, es la principal medida de prevención recomendada por los organismos internacionales.

Mito 6: Es necesario limpiar y desinfectar los zapatos

La posibilidad de que el virus entre por las suelas del calzado es muy baja. De allí que la medida de ventilarlos o rociarlos con desinfectante en spray no sean particularmente útiles. Se puede dejar los zapatos afuera en el caso de entrar a una casa donde viven niños pequeños que habitualmente juegan en el piso, pero eso funciona para evitar contacto con agentes patógenos en general.

Mito 7: El clima cálido es perjudicial para el virus

Se hablaba que por el clima frío del invierno boreal, la primera ola golpeó con fuerza a Europa, y que gracias al verano del hemisferio sur, la pandemia estuvo relativamente controlada. Pero finalmente, el covid avanzó en el verano en muchos países, e incluso se registraron altas tasas de contagios durante los días cálidos.

Por ello es que existe consenso en que el virus puede sobrevivir incluso en temperaturas más altas de 25 grados. De esta forma, las medidas de prevención corren de la misma forma, haga frío o calor, llueva o despeje. La enfermedad puede contagiarse en cualquier caso.

#Tags


Seguir leyendo