Sólo faltó el guanaco en megacarrete que acabó con 90 detenidos

Autor: La Cuarta

Cumpleaños masivo se salió de control y Carabineros tuvo que llevarse a la jaula hasta al DJ por poner en peligro la salud pública. Otros doscientos fiesteros alcanzaron a arrancar. En San Fernando otro mambo clandestino acabó con hasta un PDI enfiestado detenido.


Solo faltó el guanaco para poder llevarse a casi un centenar de porfiados parranderos en la comuna de Calera de Tango, los que haciendo oídos sordos a las autoridades llegaron con sus mejores pintas hasta un centro de eventos a celebrar un “inocente cumpleaños”, según señaló la organizadora del mambo.

Al megacarrete, realizado en una casona de la comuna sohua de la Región Metropolitana, llegaron unos 300 asistentes, los que al percatarse de la presencia policial arrancaron para todos lados. Sin embargo, la acción policial fue más rápida y se pudo apañar a 90 emparafinados porfiados.

“Personas irresponsables que ante ninguna medida de resguardo sanitario e infringiendo el toque de queda, se encontraban participando en una fiesta pagada, procediendo a la detención de 91 personas”, aseguró el mayor de Carabineros, Fernando Boza.

Sin embargo, algunos asistentes echaron al agua a la encargada del lugar, que juraba de guata que se trataba de un cumple que se salió de control, ya que aseguraron que la fiestoca se publicitó por redes sociales, teniendo incluso promociones para los asistentes,. Por ejemplo, 8 parroquianos entraban por 150 lucas.

Los 90 detenidos fueron llevados hasta la 14° comisaría de San Bernardo por infringir el Artículo 318 contra la Salud Pública. En tanto, la Fiscalía ordenó que tanto los guardias como los organizadores pasaran a control de detención, así como también las personas con reincidencia.

Hasta un sabueso

Otra fiesta terminó mal, esta vez en la comuna de San Fernando, Región de O’Higgins, donde unas nueve personas se fueron a la capacha por no estar ni ahí con la salud pública.

Entre los detenidos figura un subinspector de la PDI, el que estaba con el codo empinado a la hora de la fiscalización.

“Durante la madrugada, Carabineros detuvo a nueve personas adultas, luego de que gracias al oportuno aviso de vecinos se pudo constatar la realización de una fiesta clandestina en la que participaban 50 individuos en un local comercial”, explicó el capitán Luis González, de la 1° comisaría de San Fernando.

“En el marco de una fiscalización un detective de la Brigada de Investigación Criminal San Fernando, fue detenido por infracción al artículo 318, mientras se encontraba al interior de un pub, fuera del horario laboral”, contó la PDI en un comunicado.

Seguir leyendo