En su propia trampa: el Tío Emilio deberá pagar millonaria multa por cámara oculta

Autor: LaCuarta.com

Corte Suprema confirmó fallo contra el programa de Canal 13.


La Corte Suprema declaró inadmisible el recurso de casación presentado por Canal 13 en contra de la sentencia que le ordenó pagar una indemnización de $25 millones por difundir imágenes, sin autorización, en el programa «En su propia trampa». Se trata de un capítulo emitido en 2013.

En fallo unánime, la Primera Sala del máximo tribunal desestimó el recurso por «no explicitar cuáles serían los errores de derecho en que habría incurrido la sentencia de la Corte de Apelaciones de Santiago».

En la sentencia se detalla que un «requisito indispensable» para la admisibilidad de un recurso de casación «es que el escrito en que se lo interpone, exprese, es decir, explicite, en qué consiste y cómo se ha producido el o los errores de derecho».

Además, en la resolución se agrega que «versando el presente recurso sobre una demanda de indemnización de perjuicios, la exigencia consignada en el motivo anterior obligaba al impugnante a denunciar como infringidos aquellos preceptos que, al ser aplicados, servirían para resolver la cuestión controvertida. En este caso, los artículos 2284, 2314, 2322 y 2329 del Código Civil constituyen el tronco basal que resultó ser el sustento de la decisión de las instancias, pero que el recurrente no incluye dentro de las normas vulneradas y, por tanto, tampoco explicita en qué consistiría su infracción».

Inadmisible

«Al no hacerlo –continúa–, genera un vacío que la Corte no puede subsanar, dado el carácter de derecho estricto que reviste el recurso de nulidad intentado, pues sería esa la normativa que correspondía aplicar en la sentencia de reemplazo que se dictare, si el recurso fuese acogido», se explica.

En base esto, se declaró «inadmisible el recurso de casación en el fondo deducido por el abogado Jorge Pablo Gómez Edwards, en representación de la parte demandada y en contra de la sentencia de dos de julio de dos mil veinte, dictada por la Corte de Apelaciones de Santiago».

Seguir leyendo