Pape Salazar: “Muchas veces me cerraron las puertas”

Casi se transformó en el Gran Compipa 2017, pero peló el ajo antes del éxito.

Eduardo Salazar, más conocido como Pape, casi se transformó en el Gran Compipa 2017. A pura güena onda desde su puesto de animador y DJ de “Los Magníficos”, de Radio Activa, estuvo a punto de desbancar al que fue el monarca: Pancho Saavedra.

Para los más mozuelos y los padres que llevan a sus hijos al colegio de mañana y ceden la radio del auto, no es para nada una sorpresa lo que casi sucedió. Pape es un fenómeno de la frecuencia modulada, una voz que moviliza masas a pura buena onda.

Dejando atrás la reñida mocha por ser el soberano de los Guachacas, Pape Salazar (39) orgulloso habló con La Cuarta sobre aspectos desconocidos de su vida: “Yo soy profesor de inglés. Me metí a estudiar con 32 años y me titulé hace poco”.

– ¡¿Profe de inglés?!

– Pasa que me titulé medio viejo, porque antes había estudiado para ser intérprete y traductor de inglés. De ahí, continué con la pedagogía. Fueron siete años de estudio.

– ¿Y cómo llegaste a la radio?

– Empecé a trabajar en Radioactiva en 1998. Comencé poniendo música, porque necesitaban un disc jockey, un esclavo como le llaman. Que metiera ritmo los fines de semana y reemplazara a los locutores que se iban de vacaciones.

– ¿Sabías mezclar o aprendiste ahí?

– En esos años la música no estaba automatizada, entonces tenía que ponerla en vivo. Tuve que aprender a hacer eso y quien me enseñó fue Cristián “Chico” Pérez. Él trabajaba en los turnos de noche en Radioactiva. Trabajábamos de lunes a lunes, de 10 de la noche hasta las 6 de la mañana.

– Upa, de tiro largo…

– Siempre he sido un madrugador. Después trabajé gratis un mes, después me pagaron durante un mes y luego me dijeron ‘hasta luego’. Eso fue viernes, pero soy insistente, así que el lunes estaba a las ocho de la mañana en la radio y el director me decía: ‘qué haces acá, no hay pega’.

– ¿Y qué le dijiste?

– Le dije que me diera cualquier cosa que hacer. Me puso a ordenar los diarios y todos los cd’s de la radio. Iba todos los días, lo hacia gratis, y todos los días. Lo hice para no soltar la pega. Fueron como 2 a 3 meses así.

– Cualquier paciencia, Pape..

– Sí, luego comencé a hacer los turnos de noche cuando los Djs se iban de vacaciones y ponían la música que programaba yo. Eso sí, no salía al aire. Pasé después a los controles de la Radio Cariño, de ahí a la Radio W. Trabajaba los fines de semana y feriados. Justo fue cuando empecé a estudiar.

PAPE Y SU OBSESIÓN CON LA RADIO

– Pape, ¿por qué esa obsesión con la radio?

– Desde niño siempre quise trabajar en la radio como Dj. Mi primer cedé me lo regaló mi hermano. Desde ahí, junto y junto música. No compraba ropa, sólo música.

– ¿Cuándo llega el momento en que además de ser Dj llegas a tener tu propio programa?

– Se me dio la posibilidad de volver a Radioactiva en 2008 al programa “Vuelve a la pista”. En ese tiempo, la radio, sólo era música. De ahí, surgió el primer programa que sale al aire “Los Magníficos de Radioactiva”.

– Ahora ese show es tuyo nomás poh…

– Sí, ellos pasaron a la tarde. Ahí quede solo, pero no lo hago yo nomás. “Los Magníficos”, en gran parte, está hecho por la audiencia, yo sólo le echo la talla.

– ¿De ahí al éxito?

– Yo pongo la música, hago los contactos telefónicos, animo, todo. Muchas veces se me cerraron las puertas y seguí insistiendo. El burro no tira por ser burro nomás, sino por insistente.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo