Doctor Orozco: “Al final vamos a matar al bicho”

10.03.2018. DR. RENÉ OROZCO. DR OROZCO ABRE LAS PUERTAS DE SU HOGAR PARA MOSTRARNOS SU VIDA Y SU ACTIVIDAD DIARIA EN COMPAÑÍA DE UN BASTÓN. FOTO: MATHIAS MATTA E. / LACUARTA

El ex presidente de la “U” es optimista, aunque dice que está “secuestrado como todos los chilenos”. El destacado nefrólogo tampoco se olvida del club de sus amores: “no existe, no tiene equipo, ya no tiene nada”


A sus 90 años tiene la lucidez que muchos querrían. El doctor René Orozco, quizás el presidente más importante que ha tenido el club Universidad de Chile en su historia, relata a La Cuarta sus días de cautiverio en casa a causa del Covid-19. “Me he protegido harto”, comenta, a la vez que reconoce con orgullo que ahora los franceses están usando una droga llamada cloroquina, “la misma que usamos nosotros hace 20 años contra el lupus eritematoso”.

– ¿Cómo ha estado doctor?

Bien, me he protegido harto, porque este es un bicho que no se ha podido matar. Yo creo al final le van a encontrar un antídoto, Incluso ahora están ensayando con la cloroquina, una de las drogas que usamos nosotros hace como 20 años contra el lupus eritematoso, una de las enfermedades autoinmunitaria más prevalentes. Esa droga la están ocupando ahora en Francia para combatir el coronavirus. Nosotros nos ganamos un premio por ese estudio en Estados Unidos.

-¿Está muy aburrido?

Acá, sin poder moverme. Pero yo hace un tiempo que tengo problema en una pierna, que no me deja caminar bien. Estaba encerrado, pero no como ahora. Siempre dije que cuando me jubilara me iba a dedicar a la agricultura, pero no puedo hacer nada, no me puedo mover mucho. En el verano fuimos al sur, pero ahora estoy en Santiago, secuestrado como todos los chilenos.

– ¿Y cómo ve el futuro de la enfermedad en Chile?

Mira, al final todos estos bichos se mueren. Lo que pasa es que es una epidemia que está demasiado extendida, es difícil combatirla. Al final, vamos a matar al bicho y la civilización saldrá adelante.

– ¿Qué le han parecido las medidas del gobierno?

Han sido un poco lentas, pero es verdad que esta es una enfermedad muy terrible, que es difícil apuntarle. Además, a todos los países los pilló muy de improviso. Hasta los más desarrollados como Francia o Italia, la han pasado mucho peor que nosotros. Yo me cuido, estoy manteniendo las normas preventivas que dio el gobierno. Acá hay que ser obedientes.

– Usted que trabajó mucho tiempo en la salud pública chilena ¿Cómo la ve hoy?

La salud pública chilena no existe y ahora se ha demostrado. Ni siquiera hay una investigación respetable para buscar el antídoto de este bicho que nos tiene tan fregados. A este país lo hundieron los tramposos, los sinvergüenzas…

– ¿Cuál es el mensaje que daría usted como médico?

Que hay que ser pacientes, la ciencia debe dedicarle un poco más de tiempo para matar al bicho. Porque no puede ser tan poderoso que no se muera con nada. Como siempre ha ocurrido en la historia de la humanidad. Pero no puede ser que países tan importantes no inviertan un poco más investigación. Mientras no se mate, el virus nos mata a nosotros. Hay que quedarse en casa, es demasiado contagioso.

Universidad de Chile

– ¿Vio a la U en sus últimos partidos?

La U no existe, no tiene equipo, no tiene nada. Tiene unos tontos que la dirigen, que no saben nada, absolutamente inútiles. No sirven para nada, creen que salir campeones es tan fácil como cuando lo hicimos nosotros. No saben nada, porque nos costó mucho sacrificio y pelear contra todos los intereses que después se apoderaron del club.

– Todavía lo marca el equipo…

Claro, pero si a la U se la robaron. Nadie me pudo dar una explicación. Dijeron que no teníamos nada. Pero si hasta nuestros jugadores en su momento hicieron una pretemporada en la Ciudad Azul. Eso lo expropiaron por una deuda residual que el directorio de la U ya había acordado pagar.

– ¿Y cómo ve al fútbol chileno en general?

Cuando transforman el fútbol en un negocio, al final no queda nada. Es un deporte, no son empresas. Mira ahora, nadie asiste a los estadios y el espectáculo es malísimo.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo