Josefa Quezada: la campeona nacional de medio fondo y doctora que le da caza al virus

Autor: Luis Escares

La atleta se coronó como la más capa de Chile en los 1.500 metros planos un día antes que se declarara el estado de emergencia. Ahora trabaja en el Regional de Concepción.


“Este tenía que ser mi mejor año, para avanzar en lo académico y deportivo, veía un 2020 súper bueno, pero hay que adaptarse”, cuenta con resignación Josefa Quezada, atleta penquista, monarca nacional de los 1.500 metros planos en el último Campeonato Nacional de Fondo y doctora del servicio de otorrinolaringología en el Hospital Regional de Conce.

La galena llegó al recinto hace dos años para terminar con su formación de postgrado en la U. de Concepción, y así de rebote le tocó estar en la primera línea de la salud ayudando a quienes sufren con el bicho.

“Nuestra principal labor con los pacientes Covid es evaluarlos después de que fueron intubados, porque algunos pueden tener complicaciones en las cuerdas vocales, en la epiglotis o en la tráquea. Muchos vienen con disfonía o estridor, que es un sonido pulmonar, también aparecen algunos con hemorragias nasales, así que estamos aportando con nuestro granito de arena”, cuenta la corredora de 27 años.

Trabajo duro

Quezada añade que “también tenemos que cumplir labores como evaluar a pacientes y hacerle el seguimiento a quienes están en medicina interna, es algo que no había visto en tres años, entonces volver a ver todo eso ha sido un desafío complejo. La situación es dura y tenemos que colaborar”.

La fondista indica que “nunca me imagine vivir una situación así, pero tenemos que afrontarla con la rigurosidad que necesitan los pacientes. El personal de salud está en una posición difícil, pero bonita a la hora de ayudar, hemos perdido mucho personal que se ha infectado, son riesgos que siempre estarán”.

Sigue entrenando

Josefa es pupila del destacado ex atleta Jorge Grosser, que compitió en los 1.500 metros de los JJ.OO. México 68’, por eso entremedio de todo lo que vive, también se hace tiempo para el deporte. “Hay que ser disciplinada, ponerle pasión y amor a las cosas que me gustan. Este año estaba en un momento tremendo, por eso fue frustrante al inicio cuando comenzó todo, no quería entrenar, pero mi entrenador me motivó a practicar en casa, algunos días he ido a trotar a lugares muy alejados de la gente, entrenó en clases virtuales con Javiera Faletto (ex campeona nacional), pero lo principal es apoyar la salud mental de la gente, porque hay ansiedad e incertidumbre”, sostiene.

– ¿Cómo han sido estos tres meses de pandemia?

Duros. La situación de los pacientes es compleja, además hay un porcentaje de la población que aún no le toma conciencia a la pandemia. Es difícil ver a los pacientes desorientados, algunos que llegaron de Santiago y cuando se dan cuenta o despiertan están en Conce, para ellos es un proceso emocional duro y nosotros intentamos ayudarlos.

– ¿Tienes miedo a contagiarte?

Las primeras semanas había mucho temor y falta de información, el riesgo siempre estará, estamos expuestos a ello, pero tomando todos los resguardos para seguir trabajando no tendríamos que tener problemas, en los turnos nos complementamos muy bien, existe un equipo humano tremendo y dispuesto a hacer todo para salvar vidas.

– ¿Se ve pronto el regreso en el atletismo?

Esto no es como el fútbol u otros deportes que dicen que todo volverá pronto, por lo menos hasta diciembre la actividad podría estar parada, la idea es hacer unos Grand Prix Sudamericanos y torneos locales. Se echan de menos las competencias, en lo personal estaba bien, hice mi récord personal el 14 de marzo en los 1.500 metros (4:30.51), pero hay que aguantar, ya volveremos a la pista.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo