Al “Pirata” le pelaron el tesoro en 12 minutos

Soccer Football - Copa Sudamericana - Semi final - Second Leg - Defensa y Justicia v Coquimbo Unido - Estadio Norberto Tomaghello, Buenos Aires, Argentina - January 16, 2021
 Coquimbo Unido players look dejected as they walk off at half time Pool via REUTERS/Alejandro Pagni

Autor: LaCuarta.com

Pese al tempranero gol de Coquimbo en Argentina, Defensa y Justicia dio vuelta la tortilla en apenas un suspiro, y será el “Halcón” quien jugará la final de la Copa Sudamericana frente a Lanús.


Cuando a los 8 minutos Rubén Farfán abrió la cuenta en la cancha del Norberto “Tito” Tomaghello, el tesoro del “Pirata” parecía a la mano, y en el puerto ya alucinaban con la final de la Copa Sudamericana. Pero la ilusión duró pocazo, y en menos de media hora Coquimbo dejó escapar el sueño de su vida.

Desconcentrados en la última línea, donde penó la ausencia de Víctor González, los aurinegros terminaron haciendo agua, y Defensa y Justicia aprovechó las regalías para en 12 minutos dar vuelta la historia.

Los goles cayeron en fila. A los 11’ Francisco Pizzini se matriculó con el primero, mientras que a los 20’ y 23’ Braian Romero comenzó a sentenciar la historia. Sí, en menos de media hora se cocinó el cuento.

Fueron golpes duros los que recibió el “Pirata”, tanto que los dirigidos por Juan José Ribera nunca más pudieron levantarse, pese a las constantes arengas del portero Matías Cano quien desde el fondo intentaba prender a sus compañeros.

El cuadro porteño parecía estar jugando con once fantasmas en la cancha, y eso bien lo aprovechó otra vez Braian Romero para castigar con el 4-1 que a esa altura parecía mucho castigo.

Se bajó el telón de la primera pata, y con ello se fueron los peores 45 minutos de Coquimbo en toda la copa.

Tras el descanso “JJ” Ribera intentó golpear el tablero con los ingresos de Nicolás Berardo y Felipe Villagrán, pero pese a que el equipo mostró una mejor versión, ya era demasiado tarde.

Defensa y Justicia dejó correr los minutos, y un “Pirata” impotente por largos pasajes, al menos logró el descuento de la ilusión a los 62’ con puntete y gol de Lautaro Palacios.

En la recta final del partido los coquimbanos demostraron el porqué se metieron entre los mejores cuatro equipos de la copa, y con una actitud admirable, los cabros de Ribera Fonseca cayeron luchando y podrán decir que terminaron con la frente en alto en Buenos Aires.

Y como decía el gran Julito Martínez: “Ahora a lo nuestro”. Claro, el “Barbón” tendrá que sacudirse rapidito del golpe que significó quedarse sin la final de la Sudamericana, y ya el miércoles a las 21 horas tendrá que recibir a Curicó Unido en el Francisco Sánchez Rumoroso para intentar sumar puntitos y dejar la cola de la tabla en el campeonato nacional. Vamos Coquimbo, no merecen sufrir más.

#Tags


Seguir leyendo