Carlos Lampe

Carlos Lampe: “Ya me sané, ahora me queda ayudar con plasma”

Autor: Luis Escares

El portero boliviano la paso mal después de contagiarse por el Covid-19. Después de semanas duras, ya está recuperado y con ganas de colaborar a sus compatriotas.


Carlos Lampe junto a su señora, Mariela Flores, lograron vencer al Covid-19 y ahora están en el proceso de recuperación después de tres semanas infectados.

Desde Bolivia, el ex arquero de Huachipato cuenta a La Cuarta que “por fin estamos negativos, fue difícil por nuestras hijas, no se querían separar de nosotros, nuestra familia no podía venir a acompañarnos, fue duro, pero ya pasó, ahora estamos más fuertes”.

El “1” añade que “acá el protocolo de tratamiento es distinto. Usamos ivermectina, que es un antiparasitario más otros medicamentos que ayudan a que los síntomas no sean tan fuertes. La situación del país no es buena, aún hay muchos casos”.

Ayuda al resto

Por eso, la “Muralla” tiene claro que “ya me sané, pero apenas me haga el segundo test, y si es que sale negativo, iré a donar plasma para ayudar a otros bolivianos que lo necesitan, yo no usé ese tratamiento, pero se han visto sus efectos positivos, así que no dudaré en ayudar”.

– ¿Recibió llamadas de Chile?

Sí, mucho cariño de Chile, Argentina, amigos del fútbol que nos dieron mucho aliento en estos momentos, ahora sólo queda ponerse a punto en el tema físico.

– ¿Perdió peso?

Dos kilos y masa muscular, he vuelto lentamente a entrenar, acá la selección piensa en regresar a las prácticas durante este mes, la liga volvería en septiembre, por eso tengo que estar a tono.

– Usted juega en el Always Ready a 4.000 metros de altura, ¿será un problema eso?

No, lo primordial es trabajar en el físico para regresar pronto a la cancha.

– ¿Hubo cariño de Huachipato?

Allá siempre me trataron muy bien, es un lindo club, la gente me sigue escribiendo, conocí a sus hinchas y yo di lo mejor por ellos. Siempre me gustó la tranquilidad y seguridad de Chile, extraño mucho el salmón, el tomar el auto y estar en la playa en 20 minutos, sólo tengo buenos recuerdos, me gustaría regresar a Chile en algún momento.

– ¿Y Boca?

Es otro mundo, saltar de Huachipato a Boca fue un sueño, a los jugadores nos gusta sentir esa presión, lo único malo es que dolió perder la final de la Libertadores, todos aprendimos de esa derrota, se dejó todo en la cancha, pero queríamos ganar como fuese.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo