Colo Colo

Colo Colo decretó “reclusión nocturna” para Iván Morales

Autor: La Cuarta

Tras las denuncias de bacanales en su depa, ByN “internó” al delantero en la Casa Alba hasta fin del torneo. Hasta el edil de Las Condes, Joaquín Lavín, se querelló en su contra.


Si las noches eran días para Iván Morales, la mañana de ayer se le hizo eterna al joven delantero de Colo Colo. Es que luego del sapeo de Mega, donde sus vecinos aseguraron que su departamento en Las Condes era un Cachagua chico, su celular no dejó de sonar.

Los matinales buscaban su versión, sus jefes querían una explicación y su repre, Germán Real, le contaba lo que conversaba con la plana mayor de Blanco y Negro. A eso agréguele una querella por romper con las normas sanitarias que dicta la pandemia y la siempre oportuna aparición del alcalde Joaquín Lavín.

Un verdadero vendaval que terminó con su estadía en la comuna del barrio alto y la voluntad de someterse al castigo que determinara el club.

Dedos acusadores. Pero su calvario no terminó ahí, ya que hubo coro celestial de justos pidiendo las penas del infierno para el joven de 21 años. Sí, tiene 21 y gran parte de su vida la vivió internado en Casa Alba, lejos de su familia que se quedó en Longaví.

Sin embargo, hubo uno que lo tuvo en la Selección Sub 20 y que lo conoció bien, que buscó una mirada diferente para el caso. “Iván es un buen niño, pero ha tenido muchas dificultades”, aseguró Héctor Robles en radio ADN y agregó: “Vive solo, no tiene apoyo paternal. Es fácil destruir a los futbolistas jóvenes. Siento que los golpes como este lo van a hacer madurar”.

Un poco más duro fue Patricio Yáñez en radio Agricultura, donde aseveró: “Ahora yo me explico, entiendo por qué a veces tiene un buen partido, o 45 ó 50 minutos activos y después desaparece completamente y después no es capaz de tocar la pelota… es por esto”.

A la jaula

Por último y para que se tomara el del estribo, Morales tuvo que comer ensalada de penca en su llegada al Monumental.

El primer plato se lo sirvió su técnico Gustavo Quinteros, quien hace pocos días lo había elogiado públicamente y lo eligió como su centrodelantero por sobre Javier Parraguez y el mismísimo Esteban Paredes.

Pero eso no es todo, porque los jefes de la concesionaria se reunieron virtualmente y si bien decidieron seguirle brindando apoyo sicológico para que se enfoque en el fútbol, no dejaron que esta pasada fuera con cover.

Por lo mismo, lo primero que hicieron fue castigarlo con “reclusión nocturna” en su querida Casa Alba y no podrá salir de ahí hasta que termine el campeonato (mediados de febrero).

También establecieron claramente en un comunicado público que no le dejarán pasar otra, pues “queremos dejar establecido que una conducta como la descrita por los vecinos no es aceptable en ningún joven y menos en un deportista de alto rendimiento de nuestros registros”.

#Tags


Seguir leyendo