La ruleta del descenso le pagó la apuesta a Colo Colo

Autor: La Cuarta

Los albos tuvieron un primer tiempo notable y un segundo lapso para el olvido, lo que le alcanzó para rescatar tres puntos de oro gracias a la pepa que clavó Pablo Mouche. Con este triunfo, el Cacique sale del fondo de la tabla y queda, por ahora, fuera de todo peligro con 28 unidades.


“El primer tiempo de Colo Colo es lo mejor que le hemos visto este año”, sentenció Manuel de Tezanos en el CDF.

Y tenía razón el comentarista, pues los albos sorprendieron con un juego fluido, presión alta y una defensa coordinada. Ni cerca de lo que habían mostrado en Valparaíso a mitad de semana y su premio llegó casi de inmediato, pues abrieron la cuenta a los cuatro minutos: Valencia ganó la banda derecha, tras gran habilitación de Gabriel Costa, y con pase milimétrico dejó a Pablo Mouche solo frente al arco. Gol.

Pepa que sirvió para reafirmar las convicciones y dominar sin contrapeso a los viñamarinos. De hecho, tuvieron más oportunidades para aumentar el marcador. Incluso Johnny Herrera tuvo que volar para tapar un autogolazo de Bastián San Juan.

Sin embargo, lo que más llamó la atención de los futboleros fue la solidaridad que mostró el elenco mapuche a la hora de defender. Es que cada vez que perdían la pelota, retrocedían todos y plasmaron en la cancha que el primero en defender es siempre el delantero.

No fue lo mismo

Todo lo bueno que hizo el local en los primeros 45 minutos, se diluyó en el complemento. Los “ruleteros” salieron a apretar, tal como lo hicieron ante La Serena en la fecha pasada, y no le prestaron la pelota a los dueños de casa.

Eso sí, la visita no inquietó a Brayan Cortés y la ocasión más clara la tuvo el Popular: Costa aprovechó un error defensivo y entró sólo al área, pero Herrera le sacó la pelota de los pies en un achique formidable.

Eso fue a los 72’, justo cuando los dos ‘10’ del Cacique se retirarían por lesión.

Sí, tal como lo lee, la maldición de mandar a los jugadores al seguro de cesantía no permitió prepararlos bien físicamente y ahora las lesiones arrasan con el plantel. De hecho, el primero que cayó fue Leonardo Valencia (de buen partido) y se retiró de la cancha con claras muestras de que lo suyo puede ser para largo. Y luego, a los 75’, vino la desgracia de Jorge Valdivia, quien había entrado 10 minutos antes y sintió un tirón en su pierna izquierda (ver recuadro).

Algo preocupante si se piensa que este domingo se juega el Superclásico y que el miércoles tienen una verdadera “final” con un rival directo en la lucha por la permanencia (Universidad de Concepción).

Y ya que hablamos de sufrimiento, hay que decir que los últimos minutos fueron una angustia para los hinchas del elenco mapuche y los rezos por mantener la ventaja mínima se multiplicaron de Arica a Magallanes.

“El objetivo principal es salvarnos y para eso no estamos haciendo cálculos, porque vamos partido a partido y todos son finales”, soltó Juan Manuel Insaurralde.

Pero sin duda el desayuno de su hinchada será dulce, pues ahora ya no son colistas y por ahora, sólo por ahora, están fuera de todo peligro.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo