Argentina

Después de 30 años, Argentina aún llora la final

El 8 de julio del 90, la “Albiceleste” cayó 1-0 ante Alemania en Roma, con un dudoso penal. “Lo volvería a cobrar”, dijo el ex árbitro Edgardo Codesal a La Cuarta. Pedro Troglio y Thomas Berthold también avivan la polémica.

Ni siquiera tres décadas han sido suficientes para silenciar el lamento de los argentinos. La final de Italia 90 tuvo su imagen más patente en las sinceras lágrimas de Diego Maradona, quien no pudo controlar el llanto tras caer 1-0 frente a los alemanes. No tanto por el resultado, sino por la forma en que se gestó. Tres protagonistas del polémico partido disputado en Roma conversaron con La Cuarta y dieron su particular punto de vista frente al duelo que decidió la tercera estrella de los germanos.

Un epílogo que tuvo todos los ingredientes y realidades diferentes. Los europeos llegaban como grandes favoritos. Mientras los transandinos terminaron pidiendo la hora con Brasil en octavos y avanzaron por penales ante Yugoslavia (cuartos) y en la semifinal frente al local Italia.

Por eso el estadio Olímpico se vino abajo en pifias cuando sonó el himno albiceleste. “Los argentinos estaban nerviosos incluso antes de la final. Se les notaba. Como habían eliminado a Italia, creían que la gente no los quería. Entraron muy descontrolados, pegando patadas. A los 6 minutos tenían la primera amarilla. No estaban en el estado emocional para jugar una final”, decía hace un par de años a La Cuarta el juez ese enfrentamiento, Edgardo Codesal.

Y es que el referí mexicano fue uno de los grandes protagonistas de esta historia. Cuando todos pensaban que el partido terminaba en cero en su tiempo reglamentario, el médico sancionó el penal que Andreas Brehme se encargó de convertir en gol.

“Fue penal, lo volvería a cobrar. Roberto Sensini nunca llega al balón y derriba a Rudi Völler. Lo que reclaman es el momento en que fue el cobro (86 minutos). Maradona reclamó mucho y habló de conspiración, pero era parte de una psicosis colectiva de que la FIFA no los quería en la final y eso no era así”, aclara el pito.

Pero al otro de Los Andes no lo olvidan. Así lo explica a La Cuarta Pedro Troglio, volante titular en el epílogo de esa Copa del Mundo. “Uno mantiene la bronca, sobre todo cuando escuchas al árbitro. En vez de decir que se equivocó, continúa diciendo que su cobro estuvo bien, que era penal, cuando todos vimos que no fue. Sería lo más justo que lo reconociera, cualquiera se puede equivocar. El tiempo me ha hecho olvidar un poco y hoy estoy feliz de haber sido uno de esos 22 jugadores elegidos que cada cuatro años juegan una final de la Copa del Mundo. Es lo más lindo que me pasó en mi carrera”, aseguró el DT de Olimpia de Honduras.

Partido complicado

En el lado de los vencedores, el ex zaguero Thomas Berthold celebra el cobro de Codesal, pero en conversación con La Cuarta aporta una nueva polémica en el partido, antes de la jugada que definió el pleito.

“Fue un partido muy intenso, complicado. Argentina era un equipo muy bravo, pero Alemania fue el mejor durante todo el torneo. Es cierto que era riesgoso cobrar una pena máxima cerca del final, pero era penal. Argentina no tiene de qué quejarse, antes de que el árbitro marcara el penal hubo una falta del arquero Sergio Goycochea a Klaus Augenthaler, en el comienzo del segundo tiempo, que Codesal no consideró como penal. Pero al final fuimos los mejores. Después de 30 años no vale la pena hablar más del árbitro”, confirma el ex defensor de la Roma.

Asimismo, el ex jugador de la Roma y el Bayern Münich, confirmó que “los argentinos estaban muy airados después del partido. Pero cuando se pierde una final siempre hay muchas discusiones. Argentina hizo un gran campeonato, pero sin Claudio Caniggia en la final perdieron mucho”.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo