Herrera, Beausejour y Paredes: quiénes componen el «dream team» sin equipo de la liga chilena

Autor: La Cuarta

Al parecer no importan los títulos ni la experiencia. Muchos jugadores emblemáticos, incluso ídolos en los denominados grandes, salieron en este mercado por la puerta de atrás. Pero ojo: aún no piensan en colgar los botines. Acá un listado de once cracks que esperan tener otro final.


Ha pasado casi una semana desde el pálido partido que dejó a Colo Colo en la Primera División y condenó a la U de Conce como el último cuadro descendido. Tan sólo una semana, pero el mercado de pases ya se movió con todo: los propios albos, sin ir más lejos, anunciaron rápidamente la llegada de Felipe Fritz y Juan Carlos Gaete, dos prometedores extremos. La «U», por su parte, presentó a Marcelo Cañete y a Ramón Arias, y aún no cede en la lucha por quedarse con el «Mago» Jiménez.

Y qué decir de Palestino o Unión Española: los cuadros de colonias que parecen ir por todo esta temporada. Son solo algunos ejemplos…

Pero, sin duda, uno de los elementos más llamativos de este mercado de pases es que son varios los jugadores emblemáticos del balompié criollo, de esos que supieron ser referentes o en algunos casos ídolos, con varios títulos y experiencia en su haber, que están libres. Sí, que por un 2020-21 discreto, tal vez por un tema de edad o lisa y llanamente por una decisión dirigencial, hoy esperan un llamado para no tener que colgar los botines.

Acá les presentamos a algunos de los históricos que están disponibles:

Johnny Herrera: Con 39 años, el ídolo de Universidad de Chile se resiste a decir adiós. Se desvinculó de Everton de Viña del Mar, luego de que la dirigencia le hiciera saber que le darán tiraje a la chimenea. Aparentemente está en la lista de O’Higgins de Rancagua, que busca un reemplazante de Augusto Batalla.

Matías Rodríguez: No le bastó ser el defensa más goleador en la historia de los azules. Otro de los emblemáticos, de la época de Sampaoli, de la Sudamericana. Aunque era el capitán, se despidió del elenco universitario con más de 300 partidos disputados.

Julio Barroso: Uno de los casos acaso más inentendibles de la lista: Gustavo Quinteros, culminado el partido de promoción, y tras desfilar por los programas dando entrevistas, le abrió las puertas a su continuidad. El defensor de 36 años había terminado el certamen como titular, afianzando una dupla junto al uruguayo Falcón. Pero no: la dirigencia alba prefirió dejarlo partir.

El arquero dejó el elenco de Viña del Mar.

Roberto Cereceda: El lateral zurdo, uno de los pocos jugadores en la historia que puede contar que jugó en los tres grandes, dejó recientemente O’Higgins de Rancagua, pero a sus 36 años pretende seguir.

Jean Beausejour: El histórico marcador de punta por izquierda de La Roja nunca pudo consolidarse, mostrar su mejor versión en Universidad de Chile. Por eso, fue descartado. Hoy, aún con ganas de competir, ha sonado en clubes como La Serena y el recién ascendido Melipilla.

Jaime Valdés: Referente en Colo Colo, uno de los jugadores más importantes de La Serena. Tras un gran segundo semestre, el cuadro granate logró sostenerse en la división de honor. «Pajarito» fue importante, muchas veces viniendo desde la banca. Con 40 años, se dice, volverá a un cuadro de Santiago.

Jorge Valdivia
El «Mago» fue una de las decepciones de Colo Colo.

Carlos Carmona: Le costó afirmarse, pero culminó el torneo como uno de los hombres fuertes de Colo Colo en la zona media, acompañando a César Fuentes en la destrucción. A sus 34 años, corrió la misma suerte que varios de los referentes albos.

Matías Fernández: Las lesiones le pasaron la cuenta en un regreso que debió ser distinto. No fue el jugador que necesitaba Colo Colo, tampoco el que tanto quiere la hinchada. Se fue tras una temporada discreta, donde ni siquiera pudo consolidarse como titular.

Jorge Valdivia: El «Mago» fue quizás la gran decepción. Cuando Colo Colo atravesaba su peor momento, último en la tabla de posiciones, confirmó su regreso. Llegaba, entonces, como una especie de salvador… pero apenas jugó. Sumó muy pocos minutos y lo consumieron las lesiones. No estaba bien físicamente. Hoy, de hecho, tras su salida, se enfrenta a Blanco y Negro en la justicia.

Tras una rebelde lesión, Paredes no pudo volver a su mejor fútbol. Se fue mal.

Roberto Gutiérrez: El «Pájaro», sin muchos minutos, seguramente es recordado por el penal que le cometió Falcón y mandó a los albos al duelo de promoción. Con 37 años, aun cuando se habló de Católica, el delantero sigue esperando ofertas.

Esteban Paredes: Es, probablemente, el caso más emblemático. El último ídolo de Colo Colo, el goleador del fútbol chileno, desvinculado por teléfono. Poco pudo hacer «El Tanque»: aunque su deseo era permanecer un año más en el plantel albo, y pese a que Quinteros le abrió las puertas para que cumpliera su deseo de retirarse en Macul, los dirigentes le dijeron basta. Ahora espera el llamado de otro club: quiere cerrar su carrera de otra manera.

Seguir leyendo