Vayan juntando yeso: una estatua para Massú suma deditos para arriba

Catenaccio Sport lanzó idea de homenajear al Nico con una escultura en el Estadio Nacional. “Si fuera por mí, tendría lleno de figuras”, dice la Tía Sonia, mientras que Fernando Solabarrieta señala que “se lo merece. Si me invita y hay que llorar, lloramos”.

Los más nostálgicos de seguro ya alistan sus pañuelos para el próximo 21 de agosto celebrar 16 años de la hazaña dorada de Nicolás Massú en Atenas. Es que el recuerdo de las dos preseas de nuestro querido “Vampiro” sigue vigente entre los chilenos, donde tras colgar la raqueta su figura siguió creciendo.

Y claro, si como capitán de Copa Davis y uno de los coachs más top del tour (dirige al austriaco Dominic Thiem), ganas no faltan de encordarle el ráquet por su clásicas hazañas. Y como nada es imposible, al medio chileno Catenaccio Sport se les prendió la ampolleta e idearon una cruzada que rápidamente prendió al gremio deportivo.

Fue así que bajo el lema “EstatuaxMassu”, más de 30 famosillos se sumaron a la causa pidiendo una escultura para el viñamarino en el Estadio Nacional. Fernando Solabarrieta, Claudio Borghi, Guillermo Salatino y hasta Marcelo de Cachureos alzaron la voz en las redes de sitio deportivo.

“Queremos hacer un poco de justicia y reconocer al Nico por lo que ha hecho en Chile y el mundo ahora como coach. Entre los tres socios de Catenaccio nació la idea y la bola de nieve fue creciendo. Como trabajé mucho tiempo en Fox Sports, mucha gente del deporte se animó con el video y a todos les pareció una buena idea”, dice Rodrigo Abugarade, uno de los ideólogos de la causa.

En el olimpo

Como la idea ya agarró papa en Internet, en La Cuarta rápidamente pegamos un telefonazo al círculo cercano del capitán chileno de Copa Davis, para así tantear cómo viene la mano.

Y quien ya se ve posando junto a la escultura cuando se vaya el odioso Covid es la querida Tía Sonia, quien con dedito para arriba pidió que se lleve a cabo el homenaje para su retoño.

“Ojalá se haga, no como la calle en Viña. Nico se lo merece, sigue trabajando por Chile y representando al país, ahora dirige al número 3 del mundo. Él lo hace con mucho amor, ver esa estatua sería el sentimiento más bonito”, asegura.

Además, para la matriarca de Massú, “estos homenajes tienen que nacer de la gente, no de una como mamá. Si fuera por mí, tendría lleno de estatuas, jajá”. Por su parte, Stefano Massú celebró la causa hacia su hermano mayor, diciendo que “me enorgullece la idea. Es bueno que esto sea en vida, un reconocimiento como corresponde y que permanezca eternamente. Sería bonito”.

Pero faltaba la voz de uno que fue la sombra del campeón chileno empuñando la mano en Atenas. Se trata de Fernando Solabarrieta, quien le dio su bendición a la obra en Ñuñoa.

“Nico es un ejemplo en lo deportivo y en la vida para los más jóvenes. Creo que se pondrá contento con ese reconocimiento si se logra hacer”, comenta. ¿Y si le toca animar la cita se nos emocionará? El periodista no la tiró al córner y dijo que “si me invita, voy feliz. Y si hay que llorar, lloramos, jajá”.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo