La fórmula de la paz de la “U” levantó el interés rápidamente

Azul Azul quedó feliz con el plantel y cuerpo técnico por ponerse la camiseta y alinearse con el club en materia económica. Tanto así que hasta le sonó el teléfono desde la otra vereda para saber cómo había logrado el trato.


El viernes pasado dieron una conferencia de prensa el presidente de Azul Azul, José Luis Navarrete, el director técnico, Hernán Caputto, y el capitán de la “U”, Matías Rodríguez. Todos en conjunto comunicaron que se aceptó la fórmula de reducir sueldos por algunos meses debido a la contingencia, en una potente imagen de unión para todo el club.

Como hace mucho no pasaba, la directiva encontró respuesta inmediata de jugadores y funcionarios, quienes no tuvieron problemas en aceptar la medida que busca reducir costos en los tiempos en que el equipo no juegue por la suspensión del torneo a causa del Covid-19.

“Habla bien de la transparencia entre nosotros. La idea se planteó de forma directa y de frente. Si le preguntas a cualquier jugador cómo fue esta negociación, te va a decir que existe confianza y cercanía con el directorio. Matías propuso lo mismo a sus compañeros y obtuvo total aprobación. De verdad sentimos el apoyo y la colaboración de los más grandes con el equipo, que están comprometidos y se nota que el camarín es diferente al del año pasado. Se habla más, hay una calidez, que se nota en la forma de enfrentar dificultades”, comentó un miembro de Azul Azul a La Cuarta.

Frente a una eventual falta de recursos, en la concesionaria tiraron números sobre cuánto iba a dejar de entrar en cuatro meses con la falta de partidos, para llegar a una suma total que debían paliar. La medida requería “compartir la deuda con los accionistas y los diferentes estamentos, que son los trabajadores, el plantel y cuerpo técnico”, menciona la fuente del directorio.

“La plata que se necesitaba no podía ser un descuento parejo para todos, porque hay distintas realidades económicas. Se preparó un escenario individual para cada una de ellas y arrojó un resultado cercano a lo que necesitábamos para la caja. Una vez logrado, se organizó un comité chico de negociación”, añadió.

Este grupo tuvo a la cabeza a Navarrete, de parte del directorio y los accionistas, además de Matías Rodríguez, Caputto e Ignacio Asenjo, quien estaba representando a los trabajadores del club. Se planteó que “de la crisis, los accionistas y directores asumirían el 85% del total y el restante debía ser visto por los otros estamentos”.

Con la condición de no despedir a nadie en esta crisis mundial, se determinó que de los trabajadores que ganaban menos de dos millones quedaban exentos, mientras que en los jugadores, el tope fue de cinco palos, por lo que 13 miembros se tiraron el chapuzón.

Para la devolución se planteó un plazo extendido. Inicialmente, era el 31 diciembre de 2021, pero “como queremos hacer acciones extraordinarias de marketing y partidos amistosos, fue alargado para 2022, así tenemos el tiempo suficiente para poder cumplir con el total de la devolución”.

La noticia que dejó a todos satisfechos puede ser el ejemplo a seguir para otros clubes, pues algunas directivas ya han preguntado cómo se logró el acuerdo, incluido Blanco y Negro, que espera en esta jornada cerrar el trato luego de varios días de negociación.

Junta de accionistas podría traer un cambio de mando

El próximo 29 de abril se llevará a cabo la junta de accionistas de Azul Azul, la que deberá conformar el nuevo directorio de la concesionaria, que pillará al club con urgentes medidas económicas andando y la duda del regreso del fútbol por el coronavirus, pues no existe una fecha definitiva.

En ese sentido, se van establecer algunos cambios y ya hay una variante dentro de la mesa. El puesto que ocupaba Jorge Burgos, quien dio un paso al costado para dedicarse al futuro plebiscito por la nueva constitución, fue ocupado por el retornado Cristián Aubert, quien participó por ocho años en Azul Azul y fue parte de un proceso que consiguió seis títulos.

La junta determinará los pasos a seguir y el nombre de quién estará a la cabeza de aquí en adelante en la “U”. ¿Nombres? Aubert y Goldberg corren con ventaja.

Seguir leyendo